martes, 7 de abril de 2015

I´M NO ANGEL: mi lucha eterna contra los kilos

¡Hola hola a todos!

Últimamente he estado pensado,y me he dado cuenta de que llevo la mayoría de mi vida adulta a dieta.

No soy una mujer de constitución finita, ya que siempre he sido de hombros anchos, buena cadera, muslos contundentes y bastante musculada, con lo que mi constitución siempre ha sido fuerte (pero normal, tampoco me imaginéis como la princesa Xena).

Lo que pasa es que hace años comía lo que me daba la gana y no engordaba.

Más tarde, si engordaba, lo adelgazaba con un par de semanas de dieta, y ya, y con el tiempo, engordaba súper fácilmente y me iba costando más y más perder.

Pues ahora, ya con treintaytantos, y con unas curvas que antes no tenía,  para estar en un "peso adecuado" (estéticamente hablando, porque de salud estoy fenomenal), debería vivir midiendo al milímetro mis comidas y haciendo ejercicio a diario. Y me gusta mucho ir al gimnasio, pero también me encanta comer, y además, comer esas cosas que no se aceptan en una "dieta estrictamente sana".

Todo esto estaba llevándome a un estado de obsesión y frustración constante y a no gustarme nada a mí misma.

De tener una talla 38 o, como mucho, 40, habitual, pasé a llevar una 42 perenne, y eso me volvía un poco loca. Hasta el punto de que la gente que me quiere no me entendía, ni entendía cómo podía vivir siempre comenzando dietas que nunca conseguía acabar y sintiéndome, la verdad, bastante infeliz.

Pues ahora me he dado cuenta de que soy una mujer hermosa, que, por supuesto, con ejercicio, puedo reafirmar mis piernas y tonificar mis brazos, y que con una dieta equlibrada me sentiré sana y bien, pero que no necesito tener una talla 36 o una 38 para ser más bonita de lo que soy ahora.

Voy a aprender a gustarme y a quererme como soy. Voy a dejar de disimular mi tripita, y esconder mis brazos, o a sentirme avergonzada por llevar shorts en verano.



¿Conocéis la campaña I´M NO ANGEL que ha creado la marca americana de ropa para tallas grandes Lane Bryant?

(Aquí podéis informaros sobre ella)






Pues me tiene fascinada.

Entiendo que, tras todo el tema mediático hay una fuerte campaña de marketing para ganar dinero, pero lo que me fascina es en lo que se está convirtiendo.

La campaña consiste en un puñado de modelos preciosas y sexies para morirte, que resulta que llevan tallas mayores que las que suelen llevar las modelos a las que estamos acostumbrados.

Candice Huffine, Ashley Graham o Marquita Pring, entre otras,  protagonizan esta campaña en contraposición a los famosísimos "Ángeles" de Victoria Secret, y gritan a los cuatro vientos que ese ideal de belleza, de la mujer delgadísima pero con pecho, que es así por genética, porque ellas siempre declaran no hacer dieta (SIEMPRE), no es un ideal accesible para la grandísima mayoría de las mujeres, que, no por eso, son menos hermosas ni menos atractivas.







¿A que a vuestros chicos les atraen más las mujeres con un buen pecho y un buen trasero que esas modelos androgínas tipo bicho palo de las pasarelas? Pues eso.

Pues os digo, queridos míos, que YO TAMPOCO SOY UN ANGEL, y ni ganas de serlo.

Cris.