martes, 1 de abril de 2014

Contra el maltrato animal. Cómo saber si una marca cosmética testa en animales.

¡Hola hola a todos!

Hoy, primer día de abril, mes contra la crueldad animal, estoy aquí para despejar algunas dudas sobre el tema del testado en animales de algunas casas cosméticas.

En estos días, veréis este lazo naranja y mensajes como estos:






¿Y por qué os hablo de esto? porque yo soy la primera que no tenía muy claro el tema y me parece importante, al menos, conocer cómo distinguir las casas que testan, de las que no. A partir de ahí, que cada uno decida, yo ahí, no me meto. (aunque ojalá ninguna casa de cosméticos ni de ninguna otra cosa tuviese que utilizar animales inocentes para sus fines)

En primer lugar, deciros que en muchas ocasiones, las marcas no indican claramente en sus envases si testan en animales o no, aún en el caso de que no lo hagan. Eso hace que sea realmente confuso saberlo, la verdad y en mi opinión, es algo que les perjudica. 

Entonces, ¿cómo podemos asegurarnos de que no testan?

Pues queridos, existen tres opciones.

-La primera, entrar en su web, si la tienen, y buscarlo. En la web de algunas marcas aclaran su posición frente a este tema (más adelante os pondré el caso particular de KIKO).

-La segunda, mirar en las listas, que puedes encontrar en la red, de marcas que sí testan y las marcas que no. Hay listas de diferentes entidades, como PETA (Personas por el Trato Ético de Animales, en inglés. Son los que luchan contra el uso de pieles y persiguen a las famosas que las usan) o ADDA (Asociación en Defensa de los Derechos del Animal). En esas listas se diferencia las empresas que testan, de las que no, pero no pertenecen a ninguna asociación y las que no testan pero sí lo hacen.

Ahora bien, ayer estuve comparando varias de estas listas (es importante que estén actualizadas) y en mucho casos no coincidían, así que no sé cuál es totalmente fiable...

-Así que, en ese caso, yo optaría por la tercera opción, que es, directamente, preguntarle a la marca. Hay marcas que dicen que no lo hacen y hay marcas que reconocen hacerlo y es más, dicen que seguirán haciéndolo, sin problemas.

También deciros que hay muchas empresas multimarca que testan en todas sus líneas, salvo en una, (como L'oréal, que parece ser que testa en todas sus marcas, salvo en The Body Shop), lo que tampoco hace que esa línea sea inocente del todo, ya que se financia con el dinero conseguido con la experimentación en animales.

Además, en algunos casos, en los envases de los productos se especifica el no testado en animales, así escrito, tal cual, o con algún simbolito, como el del famoso conejo.








¿Pero por qué no debemos tomar esos símbolos como referente único? porque parece ser que para que aparezcan en tus productos, debes ligarte a una empresa privada, la que lo otorga y que, por supuesto, te hace pagar la asociación y la permanencia en sus listas. Y no todas las empresas están dispuestas a pasar por el aro.

Es decir: todos los que tienen el conejito son inocentes de testar sobre animales, pero no todos los inocentes, tienen el conejito. (toma frase...) Y hay tantos símbolos como asociaciones privadas.

Como os decía antes, os comento el caso de KIKO.

En sus envases, KIKO Milano no especifica nada, por lo que puedes plantearte que sí testa, pero si entras en su web, indican claramente que no lo hacen. 

Copio literalmente lo que dicen a ese respecto:

  • ¿Los productos KIKO se testan en animales?

    KIKO no realiza ni encarga experimentos en animales, de acuerdo con la legislación europea correspondiente. Para más información, visita nuestro apartado «No a los experimentos con animales».
  • ¿Por qué los productos KIKO no llevan la etiqueta «No testado en animales» y el símbolo del conejo saltarín bajo el lema «Cruelty Free»? ¿Por qué KIKO no aparece en la lista de empresas cosméticas registradas en LAV (Liga Italiana Contra la Vivisección)?

    La Unión Europea prohíbe experimentar los productos acabados en animales desde principios de los años ochenta.
    Además, desde marzo de 2009, se prohíbe la comercialización de productos cosméticos que contengan ingredientes experimentados en animales fuera de la UE.
    Las directrices para la aplicación de declaraciones relacionadas con el hecho de no realizar experimentos en animales, como contempla la Directiva 2006/406/CE, afirman lo siguiente: «Según la legislación europea, cuando la empresa lanza un producto al mercado no es obligatorio que realice una declaración donde se indique que no se ha realizado ningún experimento en animales». El logotipo del conejo saltarín con el lema «Cruelty Free», cuyo uso requiere registrarse con ciertas entidades privadas, no es obligatorio ni necesario para garantizar y constatar el cumplimiento de la legislación vigente.
    De hecho, KIKO ha adoptado su propia política de no registrar productos con entidades privadas a fin de evitar las tarifas anuales correspondientes de registro y certificación. Por tanto, el foco principal de la empresa en cuanto a recursos e inversiones se sitúa en la investigación y el desarrollo de productos innovadores que son seguros para la salud humana y que no se testan en animales. También nos gustaría indicar que KIKO no realiza experimentos de seguridad en animales durante el desarrollo de nuevos productos, pero realiza todas las comprobaciones adecuadas.
    Para más información, visita nuestro apartado «No a los experimentos con animales».
  • ¿Los productos KIKO contienen ingredientes de origen animal?

    Con el término «ingredientes de origen animal» nos referimos a materias primas producidas por el propio animal (por ejemplo, cera de abejas) o por procesos externos que no comprometen la salud ni la seguridad (por ejemplo, el proceso de esquilado de las ovejas).
    Nuestro departamento de investigación y desarrollo selecciona siempre la alternativa de origen vegetal. Obviamente, la cera de abejas, que se incluye normalmente en la mayoría de los productos labiales del mercado, es un compuesto de origen animal, al igual que lo son las cerdas de algunas de nuestras brochas (el pelo se «afeita», del mismo modo que se hace para obtener la lana para las prendas de vestir).


A veces es difícil conocer las postura de las marcas si no lo especifican claramente, cosa que de verdad creo que les perjudica. Y lo cierto es que en la red hay miles de entradas con suposiciones sobre el tema, lo que no facilita el trabajo. Por eso pienso que la mejor opción es, directamente, preguntar a las marcas.

Como no quiero que esta entrada se haga eterna, en la próxima entrada colgaré alguna de esas listas (de ADDA y de PETA), para que podáis informaros.

¡Espero que os haya sido útil!

Un besito, 

Cris.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Queridos, si queréis comentar sin seleccionar perfil (entiendo que es un rollo), podéis comentar como anónimos y firmar dentro del comentario. Mi queridísimo señor Google no da otra opción...aunque si te haces seguidor del blog, además de estar al corriente de todas las entradas y poder comentar con firma, ¡te lo agradeceré un montón!
¡Gracias!!