jueves, 27 de marzo de 2014

¿Cómo aprovechar el hierro de las lentejas?

¡Hola hola a todos!

Sé que tengo el blog un poco abandonado, pero si os soy sincera, a veces no llego a todo, y tengo qué elegir...

Pero bueno, hoy, tras comerme un buen plato de lentejas, he pensado en refrescar un tema que ya saqué hace año y pico, en mi página de Facebook Cmg Maquillaje y Belleza.

 Y es que nos creemos que por comer alimentos famosos por su contenido en hierro (en este caso concreto, pero como éste, hay mil casos más),como las lentejas o las espinacas,  ya vamos a absorber todos los minerales, los nutrientes y todas esas cositas esenciales para nosotros.

Y no, queridos, lo cierto es que podemos ayudar a nuestro organismo con unas pequeñas pautas para aprovechar al máximo los nutrientes de nuestros alimentos.

Hoy os doy un truquito culinario relacionado con la salud: 

¿CÓMO APROVECHAR REALMENTE EL HIERRO DE LAS LENTEJAS (Y OTROS VEGETALES)?








Siempre, desde pequeñitos, hemos escuchado que las lentejas tienen muuucho hierro, y es cierto, pero resulta, que el tipo de hierro que contienen, es de difícil absorción para el organismo (se llama hierro no hémico, y es el que contienen los vegetales, en contra del hémico, que es el que proviene de los animales y que el organismo absorbe sin problema), por lo que se necesita una pequeña ayudita extra para que podamos absorber y asimilar ese hierro sin problema: sumarle a ese plato una buena dosis de vitamina C.


Y es que la vitamina C ayuda a multiplicar la absorción de ese hierro no hémico (también lo veréis llamar no hemo).


¿Qué podemos hacer para aportarla? bueno, pues antes del plato de lentejas, podemos tomarnos una rica ensalada de tomate, o una pieza de fruta, o también podemos cocinar las lentejas con pimientos y otras verduras ricas en hierro, o como postre, tomar una pieza de fruta rica en vitamina C (naranja, mandarina, kiwi, fresas....).


Así que,como veis, la solución es fácil y riquísima, 

¡Que aproveche!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Queridos, si queréis comentar sin seleccionar perfil (entiendo que es un rollo), podéis comentar como anónimos y firmar dentro del comentario. Mi queridísimo señor Google no da otra opción...aunque si te haces seguidor del blog, además de estar al corriente de todas las entradas y poder comentar con firma, ¡te lo agradeceré un montón!
¡Gracias!!