lunes, 11 de noviembre de 2013

Los ácidos en cosmética, ¿qué son y para qué se utilizan? Los AHAs.

¡Hola hola a todos!

Ya estamos en otoño. Que sí, que llevamos ya semanas, pero es que este año, el clima parece negarse a ello.

Pues bien, es ahora, cuando el sol no refleja de una manera tan directa y perpendicular, el mejor momento para realizarnos tratamientos faciales basados en ácidos.

Sabéis que esto se puede hacer por la vía médica (medicina estética), o por la vía de los centros de belleza.
También existen en el mercado una gran amalgama de productos compuestos por estos ácidos de los que os voy a hablar, especialmente, de los alfahidroxiácidos o AHAs.







Pero, ¿qué son estos ácidos?


Los AHAs son componentes existentes en productos naturales como la fruta, la leche, la caña de azúcar...y que has sido sintetizados artificialmente en laboratorios para poder ser utilizados de manera cosmética.

Existen varios tipos, teniendo cada uno de ellos su utilidad cosmética. Nombramos los principales, o los que más podréis encontrar en productos de belleza.


Ácido glicólico.

-Proviene de la caña de azúcar y es, probablemente, el AHA más utilizado en cosmética.
-Su función es la exfoliacion de las capas más externas de la dermis, "pelando" así, arrugas incipientes, estrías, manchas superficiales, suavizando la dilatación de los poros o la inflamación del acné.
-Es el AHA de molécula más pequeña, con lo que penetra más y más rápidamente que los demás.
-Se usa como tratamiento en sí mismo, o como tratamiento previo y de preparación para otros.
-Dependiendo de su concentración, ha de ser aplicado por médicos (hasta el 70%, ya que más, sería tóxico) o puede ser utilizado por profesionales  de la estética en tratamientos de cabina (hasta el 30%, en España). Los productos para casa, en España, sólo pueden contener hasta un 15%. (deciros que en este caso, no es necesario neutralizarlo en casa)
-¿Qué riesgos tiene? Dos fundamentales, el riesgo de quemadura e hipersensibilización si se aplica demasiado tiempo o con una concentración demasiado alta y la fotosensibilidad o sensibilidad al sol (por la cual pueden salir manchas en la piel e incluso quemaduras). Por esa razón, no se recomienda su utilización en pleno verano y se suele esperar al otoño para comenzar. Además, una buena protección solar siempre es
recomendable durante su uso. (Aunque yo la recomiendo siempre, ya sabéis).

Por lo demás, los cosméticos para la venta que lo contienen, ya vienen con su prospecto explicativo, así que recomiendo seguirlo ante cualquier duda.

Y por supuesto, no recomiendo hacer tratamientos profesionales si no eres un profesional, ya que existen vídeos de cómo utilizarlo en concentraciones del 30, 50 ó 70% en casa. NO OS LO RECOMIENDO.

En mi rutina nueva de otoño, utilizo productos con ácido glicólico, entre otros, ya os los enseñaré detenidamente e iremos viendo su efectividad.








Ácido láctico.

-Proviene de la leche (aunque se obtiene química o biotecnológicamente) y es utilizado en medicina, alimentación, cosmética y otras muchísimas áreas.
-En cosmética, se utiliza principalmente como la alternativa al uso de la glicerina como suavizante.
-Se usa como elemento antiedad para suavizar arrugas y contornos, para reducir los daños producidos por el sol, para humectar y para en general, mejorar el aspecto de la piel.
-También puede ser fotosensibilizante, así que su uso siempre debe ser acompañado por el de una crema solar.

Ácido málico.

-Proveniente de varias frutas ácidas, pero sobre todo de la manzana.
-También se utiliza en medicamentos, alimentación, y claro, en cosmética, en la que se utiliza como exfoliante de la capa córnea de la piel.
-Con él se consigue una piel más suave y lisa y rejuvenecida.







Ácido kójico.

-Viene de la fermentación producida por el hongo koji en la elaboración del sake, que es un licor de arroz.
-Al observar la blancura de las manos de aquellos que se decicaban a la producción de sake, se decidió sintetizarlo para usarlo como blanqueante y despigmentante de la piel, para lo que se utiliza actualmente.







Ácido tartárico.

-Proviene de la uva y se utiliza en diversos campos, como la fotografía, la creación de barnices, la gasificación de bebidas y, entre otros usos más, la cosmética.
-Sus usos cosméticos son la exfoliación y especialmente, la eliminación de manchas solares.







Ácido cítrico.

-Obviamente, se sintetiza a partir de las frutas cítricas y tienen un alto poder epitelizante.


Ácido ascórbico (Vitamina C).

-Tipo de ácido cítrico súper utilizado en cosmética como despigmentante, iluminador, exfoliante débil y antifatiga.

-Es imprescindible para la síntesis del colágeno, fibra que forma y sujeta la piel y los huesos.






Ácido ferúlico. 

-Se encuentra en frutos como las moras o las aceitunas y es un antioxidante extraordinario recomendado, especialmente, para hidratar y recomponer una piel dañada por el sol.

Ácido mandélico.

-Se extrae de las almendras amargas y es un estupendo antiséptico, bactericida y germicida.



Y además de los ácidos frutales, os presento otros ácidos imprescindibles en la cosmética.



Ácido salicílico.

-Es el queratolítico (epitelizante o descamante) .más potente y más usado en cosmética.
-Se utiliza mucho en jabones y cremas para pieles grasas, pues elimina espinillas, ayudando a dilatar el poro y secando su interior.
-También se utiliza en procesos de psoriasis, caspa, durezas podales, callos, y verrugas, haciendo de peeling descamante.

Ácido hialurónico.

-Es un ácido presente en el cuerpo humano, en la piel, que se va perdiendo con los años, aunque el que se utiliza externamente se obtiene de extractos vegetales.
-Tiene la capacidad de retener agua aumentando su tamaño y rellenando así las arrugas.
-Dota a la piel de lubricidad, buen aspecto y humedad, además de un aspecto más terso.
-Además, previene las estrías.
- Se utiliza como cosmético de relleno.

Ácido retinoico.

- Es un derivado de la Vitamina A y la forma ácida del Retinol cosmético.
-Se utiliza como elemento antiedad, ya que disminuye las arrugas, las manchas y la aspereza de la piel.
-Engrosa la epidermis pobre y flácida y la vuelve más jugosa.
-Ayuda a distribuir correctamente la melanina y repara el colágeno dañado de la dermis.
-Es eficaz también frente al acné y la psoriasis.


Si os fijáis, encontrareis algunos o varios de estos ácidos en multitud de cosméticos, ya que se ha demostrado con creces su eficacia.

Pero dos cosas, para mí, fundamentales, que vuelvo a repetiros: no juguéis con ácidos. Por mucho que lo veáis en Yotube, dejad los ácidos profesionales, para los profesionales, ya que los daños suelen ser permanentes.

Y la segunda, que también vuelvo a repetir, es que siempre que utilicéis ácidos frutales, utilicéis un bloqueador solar o una crema con FPS muy alto (mejor si es de 50+, que cualquiera más bajo). Los daños producidos por el sol, también son permanentes, recordadlo. Y el sol daña igual en verano, que en invierno.

¡Espero que os haya sido útil!

Besitos,

Cris.


miércoles, 6 de noviembre de 2013

Mi opinión sincera acerca de la "profesión" de Youtuber o blogger.

¡Hola hola a todos!

Aaaaayyyy, ¡cuántos días! lo sé, lo sé....pero bueno, hoy que puedo, entro por aquí.

Hoy no voy a hablar de belleza o maquillaje, sino a daros mi opinión y a hacer una reflexión propia y privada, sobre el tema de los blogs y los canales de YouTube. Cualquier opinión al respecto, será bien recibida. Allá voy...La copio y pego, tal cual, de mi página de Facebook Cmg Maquillaje y Belleza.



Mirad, hablando del tema de las blogueras y youtubers de éxito, me parece genial a lo que han llegado, sobre todo porque dudo que comenzasen en esto buscando una vía de ganar dinero, así que las admiro por su constancia y su dedicación y por lo muchísimo que se lo curran. 

Pero en todas veo la misma trayectoria (incluso en las que siguen recomendando algunos productos low cost).

Comienzan hablando de productos asequibles de buena calidad, y, poco a poco, las marcas que ellas alaban y recomiendan, van subiendo de gama y, por supuesto, de precio. Como diciendo que los productos que antes recomendaban, ya no son de tanta calidad, comparados con esos de marca que ahora utilizan.

¿Qué es lo que pasa? que cuando una bloguera o youtubera gana en prestigio y en seguidores, son los mismos gerentes de las plataformas de los blogs o de Youtube los que se ponen en contacto con ellas para que incluyan publicidad en sus sitios (a mí Youtube me dijo que me hiciera Partner, por ejemplo). Cosa que de verdad me parece estupenda, ¿eh?, que no digo que no, al fin y al cabo, ellas se lo han currado (yo me lo guiso, yo me lo como, of course). Así, estas personas van cobrando con sus sitios.

Pero además, cuando su número de seguidores es amplio y su influencia ya es grande, son las mismas marcas las que se ponen en contacto con ellas para que prueben gratuitamente sus productos y los juzguen en sus sitios (y si es para bien, mejor, claro).

Tampoco me parece mal como medio de publicitarse, las famosas lo han hecho siempre con la ropa o las joyas.

Así, aparte de que su nivel adquisitivo aumenta y los productos que utilizan son de gamas más altas, además pueden probar gratis utensilios o productos que, de otra forma, igual ni habrían probado (porque son bastante caros, entre tras cosas).

Hasta aquí, todo me parece correcto. Y diréis, entonces, Cris, ¿qué es lo que no te parece tan bien?.

Vale, en concreto, dos cosas.

Primero, que esas mismas chicas que empezaron con Mercadona y las marcas Low Cost, y se morían por sus huesos, ahora ya no pueden dignarse a utilizar esos productos que las hicieron ser quien son.

Y dos, que si la marca X te da o presta o lo que sea, ese pedazo de rizador de 150 €, o ese magnífico aparato limpiador facial de una cifra similar, no tengas los santos ovarios de decir: hola queridos, hoy voy a probar este aparato porque Tal marca me lo ha mandado, by the face, gratis, por mi cara bonita, para que les haga publicidad o lo que quieras decir, sino que se lo callan, los prueban, lo alaban hasta la saciedad y hasta luego Lucas. Eso, por supuesto, sin entrar en las chicas a las que se les ve el plumero y JAMÁS dicen una opinión negativa de los productos que les mandan.

No.

Ahí se distorsiona la realidad y la finalidad de estos blogs y estos canales de Youtube.

Mirad, no os voy a engañar, ojalá llegase el día en que yo tuviera un programa en la tele y viviese de la divulgación (aunque ni así dejaría de maquillar, que es mi vida), qué narices, que tonta no soy. Pero el día en que me vea obligada a alabar algo simplemente para que me manden más cosas, dejaré de hacer monerías y me dedicaré a otra cosa, y si alguien quiere publicidad, que lo haga de cara y me patrocine, digo yo. Ale.


Toma ya, parrafada he soltado....¿qué opináis del tema?



Besitos, 

Cris.