domingo, 13 de octubre de 2013

Hoy, un poco de mí: Carta a mi madre.

¡Hola hola a todos!

Como lo prometido es deuda, y antes os he contado en Facebook que le estaba escribiendo una carta a mi mami, y aunque no tiene nada que ver con la temática del blog, este blog, al fin y al cabo, soy yo, he pensado en colgarla por aquí, para que podáis conocer a la increíble mujer y mejor persona que es.

Hoy celebramos su setenta cumpleaños y no puedo estar más orgullosa de ser su hija.

Para ti, Mamina.




"Mamá, Madre, Mamina, Mamita, Mamuela, Mami, Mother, Máma, y también ahora, la "buela" Isabel...

Porque hoy es tu día, te queríamos dar una sorpresita.

Nos da mucha rabia que no te encuentres del todo bien, pero esperamos conseguir que hoy se te olvide un poco.

Porque tú te lo mereces todo. Por buena, por paciente, por generosa y por tener siempre buena cara y una sonrisa para nosotros, estés, como estés.

Siempre presumo (porque presumo de verdad), de que nunca te he visto enfadada de verdad, porque, aunque cuando éramos pequeños y hacíamos trastadas, nos echabas una minibronca, e incluso nos dabas un microcachete (que no dolía, nunca, que lo sepas) y ya. Al rato volvías a ser buena, cariñosa y a sonreírnos.

Y ahora, lo mismo con los peques. Minibronca, y al rato ya estás partida de risa con algo que han hecho Jorge o Juanjo.

También presumo de que eres las persona más buena que conozco, y menos egoísta. Que lo has dado todo siempre por Papá y por nosotros, sin rechistar y con una sonrisa en tu cara, aunque haya habido épocas en las que te costase sonreír,

Yo siempre digo que he heredado el carácter de Papá (para bien, y para mal y orgullosísima que estoy), pero también sé que de ti he heredado, como lo hemos hecho los tres, el ser cariñosos, sensibles, educados y amables con los demás.

Porque nos han enseñado a eso, a ser cariñosos, porque lo hemos visto desde pequeños, sin grandes demostraciones de cariño ni frases pastelonas, siempre hemos percibido ese cariño incondicional, hiciésemos lo que hiciésemos.

Nos has aceptado (nos habéis, que Papá tuvo muchísimo mérito siempre en eso), como somos, con nuestras virtudes (de las que siempre presumes con los demás, a veces aumentándolas hasta límites sobrehumanos), y con nuestros defectos. Y habéis aceptado siempre todas nuestras decisiones, buenas o malas, pero nuestras. Y nos habéis ayudado siempre, dentro de vuestras posibilidades, a llevarlas a cabo.

Y estamos súper agradecidos. Y ojalá Papá lo oiga, también, donde esté, porque eso va para los dos.

También presumo de lo fuerte que eres. Y reconozco que estaba equivocadísima, porque si me llegan a decir hace siete años que eres tan fuerte, resuelta e independiente (menos para el papeleo y la tecnología, maja, que eso no es tu punto fuerte), no lo hubiese creído.

Eres sorprendente y valiente, y nos has enseñado y nos has ayudado a afrontar lo peor, unidos y cariñosos.

A mí, personalmente, me tienes alucinada, de verdad.

Mamá, que te queremos mucho, como todos los que te conocen. Porque da gusto ver cómo la familia de Papá te quiere como si fueras una hermana más. O las primas te quieren como si fueses un poco madre para ellas. Eso lo dice todo. Y cómo te adoraba la Abuela, que eras de sus nueras favoritas, como una hija más (donde caben once, caben doce). Y de la Yaya, y del Abuelo Fernando, ya, ni hablo, que te tenían adoración por lo que yo viví y por lo que me habéis contado. Y todo eso es por algo, por tu generosidad, tu devoción hacia tu familia y el cariño que emanas por cada poro de tu cuerpo.


Ojalá el día que sea madre, sea capaz de parecerme, aunque sea ligeramente a ti.

¡Muchas felicidades!"


1 comentario:

  1. Crís, que carta más bonita. Me ha hecho emocionarme, no sabes cómo.me parece una carta maravillosa y que dice muchas cosas, y lo más importante, la defines a ella tal y como es. Me ha encantado. Tiene que estar orgullosisima de tener los hijos que tiene. Se los merece. Un beso muy fuerte. Tita

    ResponderEliminar

Queridos, si queréis comentar sin seleccionar perfil (entiendo que es un rollo), podéis comentar como anónimos y firmar dentro del comentario. Mi queridísimo señor Google no da otra opción...aunque si te haces seguidor del blog, además de estar al corriente de todas las entradas y poder comentar con firma, ¡te lo agradeceré un montón!
¡Gracias!!