martes, 24 de septiembre de 2013

¿Qué crema de cuidado facial elegir?: La importancia del diagnóstico facial

¡Hola hola a todos!


Hoy me han vuelto a hacer una pregunta que lo cierto es que me hace mucha gente a través de esta página y nunca sé bien qué contestar. (Retomo la entrada de mi página de Facebook.)



Me preguntan por escrito qué crema facial les recomiendo para su tipo de piel (e indican si es grasa, seca, acnéica....).


Como creo que sabéis, yo soy esteticista titulada y llevo dedicándome a esto desde hace diez años, además estoy especializada en tratamiento facial y maquillaje, con lo que mi contacto con la piel del rostro, es constante en mi trabajo diario.


Bueno, a lo que voy: no es tan fácil recomendar una crema facial así, a bote pronto. 







Primero, porque necesitaría muchísimos más datos sobre tu piel, tus hábitos tanto de vida como de cuidados: si bebes agua o no, si fumas, si comes grasas, si te limpias el rostro a diario, una o dos veces, si te exfolias, si te aplicas mascarillas, qué productos utilizas, qué problemas crees que tienes en la piel, cómo es tu poro, si tienes surcos o arrugas, pecas o manchas, la piel sensible o delicada, oscura o clara, si vives en un lugar soleado o no, qué edad tienes (fundamental), si tomas el sol, cómo reacciona tu piel cuando lo tomas....aparte de saber cómo es su tacto, su nivel de hiratación, de grasa...etc.

Por supuesto, si me escribís dándome más detalles, os recomendaré tipos de productos (textura en crema o en gel, que den prioridad a la hidratación o a la nutrición, con mayor o menor factor solar, etc)




Y, en caso de que decidáis acudir a pedir consejo a algún establecimiento, aquí sí soy un poquito "radical".

Y es que, es imposible que una dependienta, por muy formada que esté por su casa comercial en su stand de belleza de unos grandes almacenes, pueda dilucidar qué necesita tu piel con verla dos minutos. 

No sabéis la de pieles mal diagnosticadas que me he encontrado a lo largo de mi carrera porque X marca sale por la tele, porque la recomiendan encarecidamente en X tienda (en la que generalmente comisionan por venderla) o porque a tu amiga Fulanita le ha ido fenomenal.

Si queréis consejo profesional de verdad, acudid bien a tiendas especializadas (tipo establecimientos de productos de estética profesional con garantía de ser profesionales del tema) o, directamente, a un centro de estética, y que os atienda una esteticista, y mejor aún, la que se especialice en cuidado facial.




¿Por qué?  porque una esteticista, (y me repito hasta la pesadez, lo sé) viendo tu piel, analizándola, diagnosticándola, captando tu nivel de hidratación, de grasa, de elasticidad, de luminosidad, viendo el poro, la arruga, la mancha, la peca, los surcos, incluso el tacto, y preguntándote sobre tus hábitos, sobre los cuidados que realizas a diario, si bebes agua o no....etc, entonces sí podrá recomendarte una crema de acuerdo a tus necesidades. Y ojo, que no estoy hablando de que pretendan venderte la crema más cara que tengan ni nada de eso, sino la que tú necesitas. 

Y es que, la elección errónea de cosméticos (por error propio o peor aún, ajeno) puede ser la causa directa de problemas de piel como la sensibilidad, la reactividad, la pérdida de hidratación y/o elasticidad, el exceso de secreción sebácea, la fotosensibilización, las manchas....y así, mil más.

Yo estoy aquí para lo que queráis, y os ayudaré siempre que pueda, eso, por supuesto. 


2 comentarios:

  1. Yo tambien creo que es super importante que te sepan acertar en el tratamiento, porque sino .. mal.
    Besos!!

    www.preppyandpretty.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo, yo he visto verdaderos problemones por malos diagnósticos!

      Besos!!

      Eliminar

Queridos, si queréis comentar sin seleccionar perfil (entiendo que es un rollo), podéis comentar como anónimos y firmar dentro del comentario. Mi queridísimo señor Google no da otra opción...aunque si te haces seguidor del blog, además de estar al corriente de todas las entradas y poder comentar con firma, ¡te lo agradeceré un montón!
¡Gracias!!