jueves, 19 de septiembre de 2013

"AdelGOZA" a partir de los treinta II: Las bases

¡Hola hola!

Hoy quiero hablaros un poco algunos aspectos generales sobre esta nueva sección, y de algunos temas que tocaré en ella.

La idea es probar dietas. Diferentes dietas. Estar unos días con cada una y así poder valorar su eficacia, sus pros y sus contras y sus consecuencias.



Habrá dietas más equilibradas y dietas más drásticas. Lo sé, cuento con ello y a priori sé las consecuencias que pueden tener alguna de ellas, pero como os dije, pretendo ser un “conejillo de Indias dietético”, y además, nunca las alargaré tanto en el tiempo como para sufrir consecuencias graves. Me habré informado previamente de cada una.

No hablo de hacer burradas, jamás se me ocurriría. Estoy absolutamente en contra de promover o seguir hábitos que nos lleven (o lleven a los que me lean) a tener problemas de salud.
Ni dejar de comer, ni purgarse ni nada por el estilo. No se trata de eso.

Pero sí seguiré dietas polémicas, como las hiperprotéicas (tipo Dukan y ese rollo), las disociativas o disociadas, las hipocalóricas, las que se basan en un sólo alimento, o en una sopa, o en un sirope, etc , conociendo sus limitaciones, pero experimentando conmigo misma para ver qué siento.





Además, esto lo hago habiéndome hecho análisis hace poquito y sabiendo que estoy bien de salud.


También probaré dietas recomendadas por nutricionistas y por médicos (de los de verdad).



Es decir, pretendo estudiar cada una y ver realmente cómo te sientes, tú, en tus carnes, sin que te lo recomiende tu vecina o algún médico que sale en la tele las alabe o las rechace.

Y con ellas, iré probando cremas y productos, remedios naturales, suplementos de herboristería, tratamientos estéticos, ejercicios...y contándoos si surten efecto o no.

Todo esto os lo quiero explicar por adelantado, para que entendáis en qué va a consistir.

Obviamente sé, (y creo que sabemos todos), que una dieta equilibrada y ejercicio constante son las claves para estar en forma y tener buena salud.

Sí, lo son, en la teoría.

Pero esa teoría no cuenta con que no tengamos tiempo de ir al gimnasio, o no nos lo podamos permitir. O no nos guste correr ni hacer pesas. O tengamos alguna dolencia que no nos deje hacer todo el deporte que nos gustaría hacer.

O tampoco cuentan con que no nos guste la verdura, o que no tengamos tiempo para comer en casa, o que nos salga más barato comer un bocadillo en el bar de la esquina que un menú completo, y además, tampoco tengamos tiempo.

Tampoco cuentan con que a algunas personas les es más fácil adelgazar que a otras, y que a otras personas les es más fácil engordar. Metabolismos diferentes que, con el mismo ejercicio y la misma dieta, reaccionan diferente.

¿Y qué pasa con la retención de líquidos? este es un tema al que le daré una gran importancia, porque en mi caso, me afecta muchísimo.

Y lo que está claro es, que si estamos ya metidos en este ajo, es porque no hemos cumplido con las claves, ¿no?

Así que toca apechugar y ponerse a currar.





También hablaré de algunas intolerancias alimenticias, ya que, en mi caso, sospecho (y tengo casi por seguro) que hay algún tipo de alimentos que no me sientan del todo bien. Qué se puede hacer cuando tienes esa sospecha, qué medidas tomar y a quién acudir.





Gluten y lactosa, dos
de las intolerancias "más 
        populares".








Y poco más, la siguiente entrada que publicaré (puede que sea más de una, porque se me está alargando bastante, ya veré), será un diccionario de términos relacionados con la alimentación y la dietética

Y que el martes (el fin de semana me voy fuera y el lunes tengo una comida fuera de casa, mal empezaría) comenzaré con una de las dietas más famosas y a su vez, polémicas: la dieta Dukan.
Observaré sus limitaciones, sus efectos secundarios y qué la hace tan polémica, pero también qué ventajas tiene sobre otras dietas para que millones de personas la hayan escogido en el mundo entero.

Os iré contando.

¡Muchos besos!

Cris.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Queridos, si queréis comentar sin seleccionar perfil (entiendo que es un rollo), podéis comentar como anónimos y firmar dentro del comentario. Mi queridísimo señor Google no da otra opción...aunque si te haces seguidor del blog, además de estar al corriente de todas las entradas y poder comentar con firma, ¡te lo agradeceré un montón!
¡Gracias!!