sábado, 28 de septiembre de 2013

Vídeo: experimento comparativa de tres esmaltes naranjas (Essence, Rare y OPI).

¡Hola hola a todos!

El otro día os colgué la review de un esmalte de OPI que no me gustó mucho (Ver aquí), y hoy os cuelgo un experimento que hice con tres esmaltes de distintas gamas, para que veáis que no era cosa mía...pero lo dejo a vuestro criterio. Ya me decís qué pensáis.

Ya he grabado el resultado, así que mañana os lo pondré por aquí.

Por si tenéis problemas para verlo en vuestro dispositivo (móvil o tablet), os pongo el enlace:
https://www.youtube.com/watch?v=ZTpUQVB0idk&feature=c4-overview&list=UUq28ik4wa6--0xLUsMg8QrA






Suscríbete si quieres seguir el blog, o sígueme en Bloglovin (Icono en la barra lateral)

¡Un besote!

Cris.

¡Ya podéis seguirme en bloglovin!

<a href="http://www.bloglovin.com/blog/7839637/?claim=nqgsn4ymchz">Follow my blog with Bloglovin</a>

¡Hola hola amores!

Y diréis, ¿qué narices dice esta chica? Nada raro, jeje, es sólo que quiero inscribir mi blog en Bloglovin, una plataforma comodísima para poder seguir diferentes blogs, seas tú de Blogger, de Wordpress o del de Perico el de los palotes.

Os animos a inscribiros, porque realmente es una gozada y super cómodo.

Os dejo el enlace: http://www.bloglovin.com/, y, si quieres seguir este blog sin complicarte mucho la vida, ¡haz clik sobre la Toree Eiffel! (en el lateral)

Si tenéis alguna dudita de cómo registraros o cómo registrar vuestro blog, me decís y escribo una entrada sobre el tema.

¡Muaaacks!

Cris

viernes, 27 de septiembre de 2013

"AdelGOZA" a partir de los treinta IV: Sigo con la dieta Dukan

¡Hola hola a todos!

Como sabéis, estoy con mi "dietexperimento", probando qué se siente y cómo funciona la Dieta Dukan (es la que toca ahora, pero iré probando otras).

Hoy es jueves y comencé el lunes. No me he pesado aún, la verdad, pero me he propuesto pesarme a la semana, ya que me conozco, y si no, me desmoralizo.

De momento la he seguido a rajatabla, con una excepción, ayer estuve en un evento estupendo en el que había Candy Bar y cava para brindar...y bueno, me contuve bastante, pero por no hacer feos, me tomé dos golosinas y una copita de Jaume Serra (os colgaré una entrada sobre el evento, que os va a encantar). Eso, como dice el señor Dukan, lo voy a compensar empezando mañana, en lugar de hoy, con los días VP (verdura y proteína). Por lo demás, me estoy portando estupendamente.

Os cuelgo fotos de mi perfil de Instagram de todas las comiditas que voy enseñando.

Sólo he comido proteínas, he tomado el salvado de avena, tanto añadiéndolo al yogur, como en tortita o bizcocho (que por cierto, están deliciosos), he bebido bastante agua y eso sí, no he hecho nada de ejercicio, aparte de ir a coger el autobús, aunque ya me noto el pie muchísimo mejor e iré probando, poco a poco.






Y comentaros que no paso hambre. De verdad de la buena. Como mucho, tengo "antojillos", como de dulce, por ejemplo, pero si me ocurre, me tomo una infusión rica rica y dulce dulce y se me pasa (tipo mi té pakistaní con leche). Y es que, como os dije, no hay límites de cantidad y hay que comer cinco veces, con lo que no te da tiempo a pasar hambre.






Aún no noto gran cosa en la ropa, o quizás, que ya no retengo tanto líquido como hace unos días (también estaba menstruando...). Pero me encuentro muy bien. Ayer me dolió un poquito la cabeza, pero nada fuera de lo normal teniendo en cuenta que he dejado, entre otras cosas, el azúcar completamente de lado.

He encontrado un blog super útil para tomar ideas sobre menús para la dieta Dukan, porque es verdad que a veces, como empiezas con sólo proteínas, no se te ocurre cómo combinarlas, se llama http://menusdukan.blogcindario.com/ y está fenomenal. Lo cierto es que se agradece que la gente se tome tantas molestias escribiendo blogs así.

Dos ejemplos de mis comidas Dukan: la primera, fue un día que no tenía nada de hambre a la hora de comer, así que me tomé unos rollitos de jamón y queso y un huevo poché, todo en el microondas.
La segunda, una cena riquísima, en la que hice nuggets y hamburguesas, todo casero y según la dieta Dukan.





Deciros que, aparte de la dieta, me compré un suplemento de guaraná, ortosifón, cola de caballo y otros extractos vegetales de la marca Deliplus, que se mezcla con agua y ayuda a eliminar líquidos y disolver la grasa. Tampoco sé deciros si lo he notado, ya que hoy es el tercer día que lo tomo. (Pone que se diluya en un vaso de agua, aunque yo lo hago en una botellita de 500 ml para obligarme a beber y controlar cuánto bebo).



A ver cuando empiezo a utilizar alguna crema reductora con constancia, que para eso soy un desastre.

Edito: hoy es viernes, y sigo con la entrada.

Ayer asistí a otro evento en el que, menos mal, había jamoncito rico rico, así que pude comer algo. Lo  malo es que me pidieron una copita de vino blanco (que me pirra) y me la tuve que beber...(después de estos días de dieta, se me subió bastante una copa, así que cuidadín).

Os cuelgo una foto del evento, que consistía en la apertura de un club de pilates y yoga por parte de Sabáh Spa.






Hoy me ha vuelto a doler un poquito la cabeza al levantarme, pero se me ha pasado enseguida, sin necesidad de tomar ninguna medicina. Y también comienzo a tener un poco de estreñimiento, así que tomaré semillas de lino todas las noches, aparte del salvado de avena y una cucharada de salvado integral de trigo.

Y hoy sí me noto menos retención y el abdomen y la cintura más afinados. Pero aunque me pueda la intriga, hasta el lunes, no me peso, ale.

Por lo demás, fenomenal. Hoy comienzo con verduras, así que me voy a comer un platazo de brécol y un filete de ternera al ajillo. ¡Tengo ganitas de verde! Y me irán bien para mi parón intestinal...

Cualquier duda, o comentario, u opinión, no dudéis en escribirme. Y si os gusta el blog, ya sabéis, suscribiros, :)

¡Muchos besos!

Cris.

martes, 24 de septiembre de 2013

¿Qué crema de cuidado facial elegir?: La importancia del diagnóstico facial

¡Hola hola a todos!


Hoy me han vuelto a hacer una pregunta que lo cierto es que me hace mucha gente a través de esta página y nunca sé bien qué contestar. (Retomo la entrada de mi página de Facebook.)



Me preguntan por escrito qué crema facial les recomiendo para su tipo de piel (e indican si es grasa, seca, acnéica....).


Como creo que sabéis, yo soy esteticista titulada y llevo dedicándome a esto desde hace diez años, además estoy especializada en tratamiento facial y maquillaje, con lo que mi contacto con la piel del rostro, es constante en mi trabajo diario.


Bueno, a lo que voy: no es tan fácil recomendar una crema facial así, a bote pronto. 







Primero, porque necesitaría muchísimos más datos sobre tu piel, tus hábitos tanto de vida como de cuidados: si bebes agua o no, si fumas, si comes grasas, si te limpias el rostro a diario, una o dos veces, si te exfolias, si te aplicas mascarillas, qué productos utilizas, qué problemas crees que tienes en la piel, cómo es tu poro, si tienes surcos o arrugas, pecas o manchas, la piel sensible o delicada, oscura o clara, si vives en un lugar soleado o no, qué edad tienes (fundamental), si tomas el sol, cómo reacciona tu piel cuando lo tomas....aparte de saber cómo es su tacto, su nivel de hiratación, de grasa...etc.

Por supuesto, si me escribís dándome más detalles, os recomendaré tipos de productos (textura en crema o en gel, que den prioridad a la hidratación o a la nutrición, con mayor o menor factor solar, etc)




Y, en caso de que decidáis acudir a pedir consejo a algún establecimiento, aquí sí soy un poquito "radical".

Y es que, es imposible que una dependienta, por muy formada que esté por su casa comercial en su stand de belleza de unos grandes almacenes, pueda dilucidar qué necesita tu piel con verla dos minutos. 

No sabéis la de pieles mal diagnosticadas que me he encontrado a lo largo de mi carrera porque X marca sale por la tele, porque la recomiendan encarecidamente en X tienda (en la que generalmente comisionan por venderla) o porque a tu amiga Fulanita le ha ido fenomenal.

Si queréis consejo profesional de verdad, acudid bien a tiendas especializadas (tipo establecimientos de productos de estética profesional con garantía de ser profesionales del tema) o, directamente, a un centro de estética, y que os atienda una esteticista, y mejor aún, la que se especialice en cuidado facial.




¿Por qué?  porque una esteticista, (y me repito hasta la pesadez, lo sé) viendo tu piel, analizándola, diagnosticándola, captando tu nivel de hidratación, de grasa, de elasticidad, de luminosidad, viendo el poro, la arruga, la mancha, la peca, los surcos, incluso el tacto, y preguntándote sobre tus hábitos, sobre los cuidados que realizas a diario, si bebes agua o no....etc, entonces sí podrá recomendarte una crema de acuerdo a tus necesidades. Y ojo, que no estoy hablando de que pretendan venderte la crema más cara que tengan ni nada de eso, sino la que tú necesitas. 

Y es que, la elección errónea de cosméticos (por error propio o peor aún, ajeno) puede ser la causa directa de problemas de piel como la sensibilidad, la reactividad, la pérdida de hidratación y/o elasticidad, el exceso de secreción sebácea, la fotosensibilización, las manchas....y así, mil más.

Yo estoy aquí para lo que queráis, y os ayudaré siempre que pueda, eso, por supuesto. 


lunes, 23 de septiembre de 2013

"AdelGOZA" a partir de los treinta III: Primera dieta, la dieta Dukan.

¡¡Hola hola a todos!!

Mientras sigo acabando mi “Diccionario de términos de dietética y nutrición”, os cuento mi comienzo “dietil”.

Después de un fin de semana bastante “disperso” (es lo que tiene irte fuera y salir a comer con familia y amigos. Aparte de que se me juntaron las dos mejores excusas que una chica puede tener para malcomer: la primera, tengo la regla y me lo pide el cuerpo. La segunda, mañana empiezo la dieta, así que hoy me voy a desquitar...). Así que, por fin, hoy empiezo con las dietas y mi experimento.

Como os dije, hoy empiezo con la polémica dieta Dukan.






Os la resumo muy por encima, aunque es importante hacerla tal y como la explican en el libro:

-Se trata de una dieta hiperprotéica, en la que se restringen por completo los hidratos de carbono en sus primeras fases y se promueve la ingesta sin medida (no hay que pesar ni limitar cantidades) de proteínas. 

-Además, y como elemento esencial, utiliza el salvado de avena como alimento estrella (y eso es no negociable, luego explico por qué).  

-Es importante beber mucha agua.
 
-También recomienda ejercicio diario, moderado al principio, que se va intensificando con las fases.

-Se divide en cuatro fases:  





    1. Ataque. Sólo se toman proteínas (ni hidratos, ni fruta,ni verdura) y salvado de avena. Según los kilos que te quieras quitar, debe durar desde uno a cinco días, llegando hasta entre siete y diez si en tu caso necesitas perder muchos kilos.

Más o menos, viene a ser así:

  • menos de 5 kilos, 1 día de ataque
  • de 5 a 10 kilos, 3 días de ataque
  • de 10 a 20 kilos, 5 días de ataque
  • de 20 en adelante, 7 días (aunque he leído en alguna página, que puedes alargar hasta diez, aunque ya se corre el riesgo de tener carencias nutricionales.

OJO: es importantísimo seguir estas premisas a rajatabla, porque si te excedes en esta parte de la dieta, es cuando tu organismo puede sufrir.

Y esto lo digo porque por lo visto en esta fase se pierde peso muy rápido (también eliminas mucho líquido retenido) y es muy fácil, ya que estás tres días, decir, pues ya total, lo alargo una semana....¡no! Eso es lo peligroso. Si tu organismo no necesita ni está preparado para alimentarse sólo de proteínas, responderá mal a esta fase.

     2. Crucero. Esta fase dura hasta que lleguemos a nuestro peso ideal (el que nos hayamos propuesto, vaya).

En esta fase, se introducen las verduras. Y se alternan días de sólo proteína con días de verdura más proteína.

Se aumenta la dosis de salvado de avena y el tiempo de caminar.


   3.  Fase de transición. Esta fase no está pensada para eliminar más kilos, aunque hay gente que pierde un poquito más.

Consiste en comer ya a diario proteínas y verduras y, eso sí, los jueves (es el día elegido por el señor Dukan), tomar sólo proteínas. Además, a lo largo de esta fase, se irán introduciendo frutas, pan integral, queso, féculas, e incluso una o dos cenas de gala (en las que puedes comer lo que te dé la gana, sin repetir), una vez a la semana.

Su duración depende de la cantidad de kilos perdidos, haciendo esta multiplicación: cantidad de kilos perdidos, multiplicados por diez días.
Así, si has perdido 4, tienes que seguirlo 40 días. O si has perdido 10, la seguirás 100 días.
Y se divide en dos mitades, una más restringida y otra más permisiva con los alimentos añadidos.

  1. y última fase: fase de estabilización definitiva.

Es decir, alimentación normal (obviamente, moderada, consiste en haber cambiado los hábitos que nos llevaron a esto) 6 días a la semana, dejando los jueves para día de sólo proteínas para el resto de tu vida. Además, se continuará con el salvado de avena, y media horita (mínimo) de caminar diaria.

Ahora yo os cuento lo que pienso de esta dieta.

Dejando aparte que el señor Dukan (que parece ser que no es ni doctor, y muchísimo menos especializado en dietética), me parece un poco jeta y que él no inventó nada nuevo (ya existían dietas hiperprotéicas hacía la pera de años, él sólo le puso un nombre y fue una máquina con el tema del marketing. Además, te condiciona a comprar todos los productos de su marca, cuando yo pienso que existen alternativas más baratas), esta dieta, si se hace a rajatabla, no me parece tan bestia . O eso al menos, para los que nos queremos quitar menos de 10 kilos. Para más kilos, quizás sí sea demasiado estricta. Yo no la alargaría mucho en el tiempo. (Todo esto según mi opinión como no experta, ojo)

No creo que sea bueno eliminar por mucho tiempo los hidratos de carbono y los azúcares, que, como sabéis, son la “gasolina del cuerpo” y necesarios para un correcto funcionamiento del organismo, por eso es fundamental tomar el famoso salvado de avena, porque es rico en hidratos (por 100 gramos, contiene unos 64 gramos en hidratos), aparte de que nos servirá como fuente de fibra. (De todas maneras, es un aporte mínimo de hidratos para ser alargada en el tiempo.)






Por eso, y los pongo en mayúsculas: EL SALVADO DE AVENA ES OBLIGATORIO EN LA DIETA DUKAN. Si no tienes intención de tomarlo, haz otra dieta.

Además, el no tomar fruta en tanto tiempo no es nada recomendable, y podemos acabar teniendo carencia de vitaminas y fibra.

Y por supuesto, si ves que no te encuentras bien o que tu organismo no responde bien a esta dieta, déjala, hay muchísimas otras opciones como para estar sintiéndote enferma a causa de querer adelgazar.

Mi intención es perder de 6 a 8 kilos, así que haré 3 días de la fase de ataque, comenzando hoy y acabando el jueves, en el que ya alternaré las proteínas con verduras.

Otra cosa que veo buena de esta dieta es que en Internet se pueden buscar miles de recetas permitidas que harán que la dieta no sea monótona. Incluso existen cientos de blogs de particulares que te dicen dónde comprar cada cosa.

Lo malo es que es necesario leer el libro para hacerla correctamente y si no conoces a alguien que te lo deje, es dificilillo encontrarlo gratis en Internet. (Cuesta 22 €. También hay algún otro de recetas que, personalmente no me parece imprescindible, dado todo el material que hay en la Red).

Por otra parte, no es una dieta de las más económicas, porque se basa en comer bastante carne y pescado, que baratos no son, pero es cuestión de organizarse, hacer compras grandes y saber dónde comprar. Me parece interesante hacer un planning previo para ver qué necesitamos adquirir.

En un ratín me voy a hacer la compra, y este es un ejemplo de compra para la dieta Dukan:
salvado de avena (lo tenéis tal cual en escamitas o molido, para los que no os guste la textura), huevos y claras de huevo pasteurizadas, yogures desnatados edulcorados (pueden ser de sabores), gelatina, queso fresco batido desnatado, muslitos, alitas y pechugas de pollo (es más económico que otras carnes y ofrece mil posibilidades), filetes de ternera, palitos de cangrejo, leche desnatada, edulcorante (a mi me sigue gustando el Aspartamo, pese a todo lo que se rumorea sobre él, es el que tiene un sabor menos amargo para mi gusto) y cacao desgrasado para la leche.

De momento, me siento muy animada y no he pasado nada de hambre, aparte de que estaba todo muy rico y no son comidas raras.

También voy a comenzar con una rutina de tratamiento, pero eso, os lo digo mañana...;) y lo malo es que al tener el pie mal aún, no voy a poder caminar (igual pruebo a ver qué tal me va la bici estática).

Os seguiré contando.



P.D. Acabo de leer que se ha dado como permitido el jamón serrano, ¡yuuuuhuuuuu! Eso sí, sin grasa ni corteza y con límites...pero me tenía preocupada, porque tenemos una pata de ibérico en casa y me daba una pena cada vez que lo veo.....

¡Muuuaaacks!

Cris.



viernes, 20 de septiembre de 2013

Vídeo: Review de un esmalte de OPI.

¡Hola hola!

Hoy toca una vídeo en mi canal, una review de una esmalte de uñas de la marca OPI.







Edito: como parece que a los que estáis suscritos por correo no os aparece el vídeo, os pego el enlace del vídeo:


http://www.youtube.com/watch?v=azkCaoLbTA8&feature=youtu.be


¡Espero que os sirva!

Besos,

Cris.

jueves, 19 de septiembre de 2013

"AdelGOZA" a partir de los treinta II: Las bases

¡Hola hola!

Hoy quiero hablaros un poco algunos aspectos generales sobre esta nueva sección, y de algunos temas que tocaré en ella.

La idea es probar dietas. Diferentes dietas. Estar unos días con cada una y así poder valorar su eficacia, sus pros y sus contras y sus consecuencias.



Habrá dietas más equilibradas y dietas más drásticas. Lo sé, cuento con ello y a priori sé las consecuencias que pueden tener alguna de ellas, pero como os dije, pretendo ser un “conejillo de Indias dietético”, y además, nunca las alargaré tanto en el tiempo como para sufrir consecuencias graves. Me habré informado previamente de cada una.

No hablo de hacer burradas, jamás se me ocurriría. Estoy absolutamente en contra de promover o seguir hábitos que nos lleven (o lleven a los que me lean) a tener problemas de salud.
Ni dejar de comer, ni purgarse ni nada por el estilo. No se trata de eso.

Pero sí seguiré dietas polémicas, como las hiperprotéicas (tipo Dukan y ese rollo), las disociativas o disociadas, las hipocalóricas, las que se basan en un sólo alimento, o en una sopa, o en un sirope, etc , conociendo sus limitaciones, pero experimentando conmigo misma para ver qué siento.





Además, esto lo hago habiéndome hecho análisis hace poquito y sabiendo que estoy bien de salud.


También probaré dietas recomendadas por nutricionistas y por médicos (de los de verdad).



Es decir, pretendo estudiar cada una y ver realmente cómo te sientes, tú, en tus carnes, sin que te lo recomiende tu vecina o algún médico que sale en la tele las alabe o las rechace.

Y con ellas, iré probando cremas y productos, remedios naturales, suplementos de herboristería, tratamientos estéticos, ejercicios...y contándoos si surten efecto o no.

Todo esto os lo quiero explicar por adelantado, para que entendáis en qué va a consistir.

Obviamente sé, (y creo que sabemos todos), que una dieta equilibrada y ejercicio constante son las claves para estar en forma y tener buena salud.

Sí, lo son, en la teoría.

Pero esa teoría no cuenta con que no tengamos tiempo de ir al gimnasio, o no nos lo podamos permitir. O no nos guste correr ni hacer pesas. O tengamos alguna dolencia que no nos deje hacer todo el deporte que nos gustaría hacer.

O tampoco cuentan con que no nos guste la verdura, o que no tengamos tiempo para comer en casa, o que nos salga más barato comer un bocadillo en el bar de la esquina que un menú completo, y además, tampoco tengamos tiempo.

Tampoco cuentan con que a algunas personas les es más fácil adelgazar que a otras, y que a otras personas les es más fácil engordar. Metabolismos diferentes que, con el mismo ejercicio y la misma dieta, reaccionan diferente.

¿Y qué pasa con la retención de líquidos? este es un tema al que le daré una gran importancia, porque en mi caso, me afecta muchísimo.

Y lo que está claro es, que si estamos ya metidos en este ajo, es porque no hemos cumplido con las claves, ¿no?

Así que toca apechugar y ponerse a currar.





También hablaré de algunas intolerancias alimenticias, ya que, en mi caso, sospecho (y tengo casi por seguro) que hay algún tipo de alimentos que no me sientan del todo bien. Qué se puede hacer cuando tienes esa sospecha, qué medidas tomar y a quién acudir.





Gluten y lactosa, dos
de las intolerancias "más 
        populares".








Y poco más, la siguiente entrada que publicaré (puede que sea más de una, porque se me está alargando bastante, ya veré), será un diccionario de términos relacionados con la alimentación y la dietética

Y que el martes (el fin de semana me voy fuera y el lunes tengo una comida fuera de casa, mal empezaría) comenzaré con una de las dietas más famosas y a su vez, polémicas: la dieta Dukan.
Observaré sus limitaciones, sus efectos secundarios y qué la hace tan polémica, pero también qué ventajas tiene sobre otras dietas para que millones de personas la hayan escogido en el mundo entero.

Os iré contando.

¡Muchos besos!

Cris.



miércoles, 18 de septiembre de 2013

"AdelGOZA" a partir de los treinta I: ¡comenzamos!

¡Hola hola a todos!

Hoy voy a comenzar una serie de entradas diferentes.

Los que me conozcáis o me hayáis seguido desde el principio como Cmg (en Facebook) sabréis dos cosas sobre mí:

  1. que me chifla la comida. Me encanta cocinar, salir a cenar con amigos, tapear y tomar cañas o vinitos, el dulce, los postres, todos los hidratos perniciosos, los Smooies con doble topping, el pan de gambas y mi querido pan asturiano...ya sabéis, esas cositas deliciosas.
  2. Y 2. mi fuerza de voluntad es algo así como inexistente...


Conclusión: siempre estoy con lo mismo, hago dieta, la dejo, hago dieta, la dejo....

Sí es cierto que me gusta hacer ejercicio. Lo que necesariamente no quiere decir que lo haga...
y es que tengo otro problema:

Cuando empiezo a hacerlo, soy super constante, me divierte muchísimo y me encanta.
El problema viene cuando lo dejo por cualquier circunstancia. Y es que me cuesta muchisísimo volver a retomarlo. Un caso.

Tras haber tenido a lo largo de los últimos años múltiples conversaciones acerca de este dichoso tema de los kilos y las dietas, y ver que no soy un bicho raro, y que somos muchas y muchos los que padecemos estos mismos problemillas, he pensado utilizar mi blog, mi página de Facebook en la que iré colgando instantáneas con mi perfil de Instagram, mi cuenta en Twitter y mi canal de YouTube como armas para empezar a “pelear”. 

Pues bien, en esta nueva serie de entradas que titularé: "AdelGOZA" a partir de los treinta, quiero ir contándoos mis pasos, las dietas que voy probando, los productos, las cremas, los hábitos y los diferentes métodos que vaya conociendo para adelgazar y ponerme en forma.

¿Mi objetivo? Mejor 6 que 4, y mejor 8 que 6...no lo sé, lo que haga falta para verme y sentirme bien, aunque sé que ya no soy una veinteañera y mi cuerpo es diferente que hace unos años, así que no le puedo exigir lo mismo.

Así, queridos,me convertiré en vuestro conejillo de indias de la dietética, y espero ayudaros algo con el proceso.

Además, todo esto dentro de las perspectivas y las posibilidades de una chica normal.

Os iré colgando entradas y vídeos para que sigáis todo el proceso conmigo, y por supuesto, estaré abierta a vuestras sugerencias y comentarios.

¡Deseadme suerte!

Muchos besos,

Cris.



lunes, 16 de septiembre de 2013

¿Cómo sobrevivir a "La vuelta al cole" y no morir en el intento?

¡Hola hola a todos!

Después de unas largas (sí, este año, no me quejo, que han sido fantásticas) y también merecidas (que conste) vacaciones, vuelvo por aquí, con un poco de pereza, lo reconozco, pero con muchas ganas e ilusión.

Y es que no sabéis lo que me cuesta todos y cada uno de los años esto de "la vuelta al cole" y a la rutina, se me hace cuesta arriba, siempre.

Hace unos días eras totalmente feliz, en la playa (en mi caso) o en la montaña, sin horarios, con una piel bronceadita preciosa y súper hidratada, comiendo comida caserita tipo madre y disfrutando cada minuto, incluso los ratitos de siestas improvisadas, o el levantarte tarde, o el quedarte en la cama leyendo....aaaaaaaaayyyyy, ¡qué felicidad!

Y de repente, estás en casa. Llegas, abres la puerta, la casa está recalentada y llena de polvo. La nevera vacía y tus ganas de cocinar son inexistentes (por eso yo siempre me traigo un poco de empanada de mi tierra) y llegas agotada y resignada.

Con los días, te das cuenta de que el color oro de tu piel se va poniendo beige perdido, además, se te está secando y perdiendo esa preciosa luz de días antes, y ojo no te peles...





El pelo, feliz y suelto en la brisa marina, ahora tiene aspecto de estropajo Nanas.





Encima, se te ocurre la gran y feliz idea de mirar a ver qué tal ha ido la cosa y si no te has pasado mucho (algo que obviamente sí has hecho) y te subes a la báscula....





¡noooooooo, erroooooooorr! ¡nunca hagas eso nada más llegar! date unos días de frutita, gazpacho y ensaladas, que aún apetecen y evita que el confrontamiento inicial sea tan extremo.


Con todo esto, ya te dan ganas de meterte en la cama e hibernar hasta abril, pero encima, el síndrome psicológico postvacaicional, llega y empieza a hacer de las suyas.




Encima, ya, las piscinas cierran y esa sensación de "el final del verano llegó y tú partirás..." te rompe el corazón.

Duermes mal, eres incapaz de acostarte pronto, prefieres tener la gripe aviar antes que volver al trabajo, estás triste, malhumorada e hipersensible, y te abandonas a la comida grasa y extraazucarada para ahogar tus penas.

Un horror.

Y todo esto, ¡por haberte ido quince días!?


Bueno, venga, no desfallezcamos, que todo tiene remedio. Prometido.


Vamos por pasos.


El bronceado. Es cierto que cuesta mucho más agarrarlo que que se te vaya, pero siempre existen opciones para alargarlo un poquito más.


  • Pasear por la calle, salir a montar en bici o a correr, tomar algo en una terracita al sol, son buenas opciones para ello, que además, te animarán un poco. 



  • También existen las cabinas de Rayos UVA, que, siempre con moderación, por supuesto, pueden ayudar a que la pérdida del bronceado se ralentice. 

  • Sino, los autobronceadores también pueden evitar una piel lechosa de la noche a la mañana.



  • Es importante exfoliar la piel tras haber tomado el sol sucesivamente, así eliminaremos las zonas que se han resecado en exceso y volverá a irradiar vitalidad. Fundamental, eso sí, hidratarla diariamente, o es muy probable que se nos pele.



  • En esta época, visitar la cabina de belleza es muy recomendable, porque una buena higiene facial nos preparará el rostro para el cambio de clima que se producirá en semanas.



El pelo.  Bueno, sobre todo, necesitamos rehidratarlo en profundidad.Podemos hacerlo en casa con una buena mascarilla o acudir a nuestra peluquería a que nos hagan una buena hidratación, y, si es necesario, un retoque de color para revitalizarlo tras el sol.


  • Es un momento ideal para recortar la puntas.

Todo esto, además, hará que nos veamos estupendas y el desánimo por el síndrome postvacacional se vaya apaciguando.


En cuanto a los kilitos de más, bueno, también es un momento ideal para adoptar nuevas rutinas.


  • Caminar, correr, montar en bici, son ejercicios fáciles y económicos, que nos ayudarán a quemar calorías y a subir el ánimo. 

  • O podemos optar por apuntarnos al gimnasio, ya que, si no tenemos mucha fuerza de voluntad para hacerlo solas, los monitores nos ayudarán a seguir una rutina.

  • Acerca de la báscula. No nos obsesionemos, es fácil haber cogido peso en las vacaciones, así que, poco a poco, hemos de ir adoptando rutinas saludables y, si es necesario, podemos comenzar una dieta adaptada a nuestras necesidades (mejor consultar a un profesional, la verdad).

  • Además, generalmente, las mujeres tendemos a retener líquido, con lo que los primeros kilos los solemos perder con bastante facilidad, lo que ayuda a motivarte y seguir la dieta mucho más animada.

  • Importante: comenzar a beber unos dos litros de agua nos ayudará a desintoxicarnos y a eliminar líquidos. Y comer fruta y verdura, nos aportará las vitaminas suficientes para poder comenzar una dieta y la fibra necesaria para "desatascar" y volver a la rutina en cuanto a las veces que vamos al baño.


En cuanto al ánimo.

Os pongo este interesante enlace sobre el Síndrome Postvacacional, de la web Saber Psicología, que aunque no se encuentra recogido como una enfermedad mental, es real y cada vez afecta a más personas.

http://saberpsicologia.com/articulos/estres/tengo-sindrome-postvacacional/42


Si crees que lo sufres y ves que se alarga en el tiempo o te cuesta salir, no dudes en pedir ayuda.



Así que, queridos, aunque cuesta volver a la rutina, el cuerpo también la necesita, y pensad en todas esas cosas buenas que van sucediendo durante el año.

Id poniéndoos pequeñas "metas":  La cena del sábado con los amigos, las fiestas de tu pueblo, o, en mi caso, las Fiestas del Pilar de Zaragoza. Ir a ver una película al cine entre semana, o quedar a tomar unas cañas (o un refresco sin o un agua mineral) en las terrazas que aún están abiertas. O un día de campo. O apuntarte a la 5 k de tu barrio. Son pequeñas motivaciones, que van animando nuestros días y nuestras semanas.

Cuando te quieras dar cuenta, esa sensación de tristeza y añoranza habrá desaparecido, te habrás quitado esos kilos y te irás a comprar esas botas tan estupendas que viste en el aquella revista.


¡Muchos besos y mucho ánimo!


Cris.

viernes, 13 de septiembre de 2013

¿Te casas?

¡Hola hola a todos!!

Mientras escribo una entrada sobre la vuelta al cole y cómo sobrevivir en el intento...os cuelgo este ofertón en maquillajes de novias.

¿Te casas próximamente?¿aún no tienes maquillador? Pues sigue leyendo....





Como maquilladora profesional con una larguísima experiencia en el maquillaje y cuidado de la novia (tanto previo como el día de la boda), te ofrezco un servicio totalmente personalizado para que te veas increíble en ese día tan especial.


Y, como colofón, mi amiga y gran estilista Luisa, de Louisse Lambea peluqueros, se apunta a la oferta:





¿A qué esperas?