domingo, 11 de agosto de 2013

Los parabenos, ¿qué son?¿debemos dejar de usarlos?

"Los parabenos, o parabenes son un tipo de compuesto químico utilizado habitualmente en las industrias cosmética y farmacéutica. Actúan de manera efectiva como conservantes en muchos tipos de fórmulas químicas. Estos compuestos y sus sales son usados principalmente por sus propiedades bactericidas y fungicidas. Pueden ser encontrados en champús, cremas hidratantes, geles para el afeitado, lubricantes sexuales,medicamentos tópicos y parenterales, autobronceadores y dentífricos. También son utilizados como aditivos alimentarios. En la conservación de alimentos se utilizan desde la década de 1930, para la protección de derivados cárnicos, especialmente los tratados por el calor, conservas vegetales y productos grasos, repostería y en salsas de mesa. Se usan en relleno de pasteles, refrescos, jugos, aderezos, ensaladas, jaleas con edulcorantes artificiales, mientras el éster de heptilo se usa en la cerveza. También se han utilizado en productos médicos para uso tópico.Su eficacia como conservantes en combinación con su bajo coste, su largo historial de inocuidad en su uso y la no demostrada eficacia de ingredientes naturales como el extracto de semilla de toronja, probablemente explican por qué los parabenos son tan comunes.Sin embargo, está creciendo la controversia acerca de estos productos, y algunas organizaciones que se adhieren al principio de precaución se oponen a su uso cotidiano."

Esto, queridos, es lo que dice la Wikipedia acerca de qué son los famosos parabenos.
¿No habéis visto que ahora, en todos los anuncios de cremas corporales y productos de ese tipo dicen eso de: sin parabenos?
Y es que actualmente existe una gran controversia sobre el uso de estos conservantes a nivel tópico, y la cosa es que parece ser que ni los expertos se aclaran con el tema. ¿quizás estarán influyendo en esa polémica las grandes marcas cosméticas? pues supongo que sí.





El caso es, que se llevan utilizando, como bien habéis leído, desde los años 30 del siglo pasado, sin embargo, es ahora cuando ha surgido la polémica. Pero, ¿será esta polémica similar a aquella del E 330 del ketchup (¿os acordáis?) de la que nunca más se supo?

Básicamente, os resumo el problema en un par de frases: los parabenos (aparte de felicitaciones en portugués), son un tipo de conservantes que, por su acción antifúngica (hongos) y antibacteriana, se utilizan en la composición de prácticamente (hasta hace unos meses) todos los cosméticos del mercado. La polémica vino cuando se cuestionó si su uso a nivel cutáneo, sobre todo en desodorantes, podía ser un factor que, a la larga, influyese en el desarrollo del cáncer de mama (es decir, no es que por ellos mismos, ¡hala! produzcan tumores de la nada, sino que, en gente con predisposición genética pudiesen estimular esa predisposición a desarrollarlo. El problema es que esto parece no estar 100 % demostrado, pero la duda existe. 




Por un lado, son muchos los que dudan de ese efecto perjudicial de los parabenos, o creen que su factor cancerígeno no es mayor que el de otros conservantes, aromatizantes, colorantes, etc, no tan polémicos, y por otro, existen los que sí creen en ese efecto, o no creen, pero se sirven de la frase: sin parabenos, para vender más. 

También se alude a que este tipo de conservante puede provocar sensibilización de la piel por contacto, pero, según la AEDV (Academia Española de Dermatología y Venereología): su capacidad de sensibilización sobre una piel enferma (que sufra cualquier patología dermatológica) es de un 1%, y sobre una piel sana, de un 0,67 %.




También hemos de distinguir entre unos parabenos y otros. 


Según un estudio realizado por la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios), existe tres divisiones:



-Metylparaben y etylparaben: no son motivo de preocupación si se usan en las concentraciones permitidas. Deberán aparecer al final de la lista de ingredientes del cosmético (significa que están presentes en baja cantidad).
-Butylparaben y proylparaben: aunque su concentración suele ser baja, se ha recomendado reducir su límite legal del 0,4% al 0,19%. En Dinamarca han sido prohibidos en cosméticos para menores de 3 años. Nuestra postura (la de la OCU) es que, por precaución, se eviten en productos que permanecen sobre la piel (cremas y lociones corporales) durante varias horas, así como en niños menores de 3 años y embarazadas. 
-Los parabenos isopropyl e isobutyl: hay que evitarlos, ya que no hay suficiente información sobre sus riesgos, por lo que generan más preocupación.  

Es  decir, como no se conoce exactamente los riesgos, ante la duda, recomiendan evitar los dos últimos y reducir los demás a las concentraciones legales y permitidas.
Si os fijáis en las composiciones de los cosméticos, los dos primeros aparecen casi siempre, los dos de en medio, aparecen a menudo, y los últimos en pocas ocasiones. 


Así que, queridos, y esto es una opinión personal mía, como esteticista y como usuaria de cosméticos, que ni soy dermatóloga, ni química, ni médico, ni nada de eso: yo sí uso cosméticos con parabenos, ya que me gusta que lo que compro me dure en buenas condiciones, pero eso sí, intento evitar los dos últimos en cosméticos que voy a llevar de manera directa sobre mi piel (cremas faciales o corporales). De todas maneras, tampoco voy a dejar de utilizar mis marcas preferidas porque exista una posibilidad de riesgo que ni siquiera está probada. 

La decisión es tuya, ¿los dejarás de usar o seguirás haciéndolo?

¡Espero que os haya servido!

Cris.


1 comentario:

  1. Hola, hola Crís. Creía que en agosto descansabas, pero veo que no. He leído lo de los dichosos parabienes, y la verdad, nunca me he fijado en ellos. No sé el por qué, de buenas a primeras lanzan esas campañas asustando a los consumidores. Para mi, no es más que eso. Una campaña publicitaria para ver como reacciona la gente. No creo que vaya a hacer un master ahora y a fijarme y leer todo. Creo que seguiré usando lo mismo de siempre. Besitos. Tita

    ResponderEliminar

Queridos, si queréis comentar sin seleccionar perfil (entiendo que es un rollo), podéis comentar como anónimos y firmar dentro del comentario. Mi queridísimo señor Google no da otra opción...aunque si te haces seguidor del blog, además de estar al corriente de todas las entradas y poder comentar con firma, ¡te lo agradeceré un montón!
¡Gracias!!