jueves, 6 de junio de 2013

Manicura: ¿debemos cortar las cutículas o no?

¡Hola hola a todos!

Hace unos días, una amiga de mi página de Facebook me hacía una consulta que me pareció tan interesante que, además de contestarle a ella, pensé en escribir una entrada ad hoc.

Estoy hablando de si es necesario o si debemos cortar las cutículas de las uñas o no.

Así que, para meternos en harina, vamos a ver, en primer lugar,


 ¿Qué es eso de la cutícula?



Aquí os muestro un dibujo de la uña con sus diferentes partes:
 Y en esta imagen, una visión transversal de la última falange del dedo y de la uña:


Estas dos imágenes son muy aclaratorias sobre qué es la cutícula (ya sabéis, una imagen, o dos, valen más que mil palabras).

Y es que la cutícula es ese alargamiento de la piel (en este caso de la epidermis o capa más externa de la piel) que cubre la unión entre la ranura en la que se encuentra la matriz de la uña y la uña en sí, es decir, la inserción de la uña en la piel.
Por lo que su función es la de proteger esa ranura y esa unión, de que elementos externos entren y puedan producir infecciones y de posibles golpes o traumatismos que puedan atacar a la matriz.


¿Y qué nos dice todo esto?


Pues que NO debemos cortarla ni eliminarla por completo, práctica que hasta hace no tanto (de hecho, aún se sigue haciendo en algunos sitios) las esteticistas hacíamos por defecto.


Entonces, si tenemos mucha piel sobrante, ¿qué hacemos con ella?



Una cosa es la cutícula, piel viva, y otra cosa el exceso de piel, ya muerta. Cuando tenemos piel seca y dura que sobrepasa la superficie de la uña, eso es piel muerta en exceso.

En ese caso, lo que debemos hacer es, en primer lugar reblandecerla con algún producto hidratante específico para retirar pieles y cutículas.







A continuación, la piel que sobre sí será cortada con un alicate específico para ello.








De no haber piel excedente (se nota por eso, porque está seca, dura y encima ya del lecho de la uña, no sólo en la unión de la uña con el dedo), no cortaremos, nunca.



¿Y qué cuidados debemos darles a la cutículas?



Es muy común que, por falta de hidratación, la cutícula se presente dura, deshidratada e incluso quebrada, en ese caso, debemos darle una buena dosis de hidratación. Un tratamiento de parafina, por ejemplo, será ideal para este fin como tratamiento intensivo. O un bueno tratamiento hidratante en casa y ponernos unos guantes para que hagan oclusión y el producto penetre, es otra opción.

Además, aplicaremos en la zona un producto específico para cutículas, como éste de Mavala que os muestro (los hay en prácticamente todas las marcas de cosméticos, pero esta marca a mí me gusta mucho)





dejaremos que actúe y entonces, con un palito de naranjo o un empujador de cutículas metálico o plástico (os pongo fotos), empujaremos la cutícula cuidadosamente hacia la matriz.







                                                     
Por último, para acabar de hidratar bien la cutícula, podemos aplicar un aceite, tanto vegetal (de almendras, por ejemplo) como específico para la zona (los hay en todas las marcas con productos para uñas, desde Kiko, Essence, Deliplus, hasta Mavala, o marcas profesionales como Peggy Sage o Thuya).

Además, el aplicarnos a menudo una crema de manos insistiendo en esa zona, nos ayudará a mantener esa hidratación todo el tiempo.



*Una cosa desde mi opinión personal, tanto a clientes de manicura, como a profesionales que las realicen:
la manicura nunca debe ser molesta, no debe doler en ningún caso, si duele, corta, hace heridas o provoca sangrado ¡NO ESTÁ BIEN HECHA! (esta es mi lucha personal, porque no sabéis la de veces que en cursos a los que he asistido en las que practicamos las unas con las otras, o sitios a los que he ido a que me hiciesen la manicura, me han hecho daño, e incluso heridas. ¿sabéis que si cortáis a una persona diabética o con problemas de coagulación podéis provocar graves problemas de salud?)


Y con todo esto, espero haberos aclarado un poco el tema, ¡y cuidaros las manos, que dicen mucho de nosotros!

Cris.



3 comentarios:

  1. muy bien explicado cris soy la de la pregunta en el facebook gracias ya me lo aclaras

    ResponderEliminar
  2. Gracias por poner este post, Crís. A mi me ha venido fenomenal porque de siempre he tenido la duda de sí si o si no, y esto me lo ha aclarado. Ya sé lo que hay que hacer. Besitos. Tita

    ResponderEliminar

Queridos, si queréis comentar sin seleccionar perfil (entiendo que es un rollo), podéis comentar como anónimos y firmar dentro del comentario. Mi queridísimo señor Google no da otra opción...aunque si te haces seguidor del blog, además de estar al corriente de todas las entradas y poder comentar con firma, ¡te lo agradeceré un montón!
¡Gracias!!