martes, 4 de junio de 2013

El maquillaje del día de tu boda II. Cuidados previos a la boda.

¡Hola hola a todos!

Hace unas semanas escribí una entrada especial para futuras novias (aunque todo lo que dije acerca del maquillaje y cómo debe adaptarse a la personalidad de la maquillada, es aplicable a cualquier persona, sin que necesariamente sea la novia).

Hoy, siguiendo con el tema "novias" quiero hablaros de los cuidados previos recomendables que toda novia debería tener en cuenta antes del "día B" (de boda).

Con esto me refiero a cuidado de la piel, exfoliación corporal, bronceado si así lo decide, cuidado de manos y pies....esas cosas. Y además, quiero guiaros un poco sobre el tema de las fechas, los tiempos y eso. Para que toméis vuestra "agenda preboda" y calculéis cuándo realizaros cada tratamiento.






-Comenzamos con lo principal, la prueba de maquillaje: yo recomiendo hacerla con algo de tiempo, para que todo salga perfecto, y, en caso de que quede alguna duda, haya tiempo de aclararla.

Pero también recomiendo tener en cuenta si el tono de la piel va a ser muy diferente, por ejemplo,  porque has decidido broncearte para la boda (cosa, chicas, que tampoco aconsejo demasiado, es decir, es bonito tener un tonito dorado, pero no queda nada fino casarte negra como el tizón si de normal eres clarita, aparte de que el contraste con el vestido en las fotos quedaría, como poco, raro).

Bueno, pues en casos así, hay que tener en cuenta que los tonos varían estando blanquita a estando bronceada. Así que en ese caso, intentaremos hacer la prueba con el mismo tono de piel del día de la boda.




-Ahora vamos con los cuidados faciales.

Es fundamental que la piel se encuentre bien preparada, hidratada, limpia y luminosa, para que el maquillaje luzca perfecto y homogéneo. Por lo que es igual de importante el cuidado en cabina, como el cuidado diario en casa.

En casa: una limpieza constante diaria, una exfoliación diaria (si es suave, por ejemplo con un esponja Konjak) o semanal (con un exfoliante mecánico con partículas, uno enzimático o uno químico, eso sí, acorde con la época del año y la concentración del producto, no vaya a irritar la piel en demasía. Esto consultadlo con vuestra esteticista, o, si tenéis cualquier duda, conmigo, que para eso estoy).

 Además, una hidratación constante, (tanto en rostro, como en cuello, escote y contorno de ojos) que deje la piel jugosa y radiante y una mascarilla una vez a la semana.

Con esto, si somos constantes, nuestra piel estará preparadísima para el maquillaje.

Pero además, sí recomiendo algún tratamiento específico en cabina si tenemos algún problema de piel concreto (manchas, acné, sensibilidad o deshidratación) y una higiene facial (la limpieza de cutis de toda la vida, vaya) para que la piel se encuentre limpia y receptiva a los cuidados en casa.

Si optamos por la primera opción, deberemos ir haciéndola cíclicamente durante los meses anteriores a la boda (dependiendo del número de sesiones que recomiende vuestra esteticista para vuestro problema concreto).

Si sólo necesitamos la higiene, podemos hacerla  de siete a diez días antes de la boda, ya que hay pieles que pueden reaccionar al tratamiento, desde descamándose un poco (reacción normal, no os preocupéis) hasta saliéndoos algún granito suelto (también totalmente habitual).

Y si os apetece un tratamiento específico para tener la piel totalmente hidratada, jugosa, luminosa y radiante el día de la boda, aconsejo, uno o dos días antes, hacerse un tratamiento específico, como un velo de colágeno, una sesión luminizante de vitamina C, un extra de Vitamina A, una sesión remineralizante o algún tratamiento de ese tipo.






-En cuanto a la depilación: todo depende de la velocidad del crecimiento de vuestro vello, pero yo os recomendaría que intentéis retrasar la corporal todo lo posible para que os dure bien durante el viaje de novios.

Y la facial, sobre todo si vuestra piel reacciona inmediatamente y os salen granitos o rojeces, lo ideal es  hacerla 4 o 5 días antes (las cejas siempre se pueden repasar ese mismo día, si es que ha salido algún pelito fuera de lugar).







-Manos y pies: como con la piel del rostro, lo ideal es ir cuidándolos ya en casa, exfoliándolos, o, como
mínimo, hidratándolos con constancia.

Si no, recomiendo hacer un tratamiento spa en ambos (manos y pies), con peeling, mascarilla y retoque de pieles y durezas en pies, cutículas en ambos y también limado y pulido de uñas. A mí personalmente me encanta la parafina como tratamiento intensivo en manos y pies, pero eso ya es cosa de gustos.

El esmaltado, mejor el día de antes (el mismo día, con los nervios, es facilísimo estropear alguna uña).
Y si optamos por el esmaltado en gel o uñas artificiales, lo podemos realizar a lo largo de la semana de antes (contad con que es un ratito más que el esmaltado normal).








-Y respecto al cuerpo, si decidimos hacernos un tratamiento específico tipo reafirmante, reductor....lo ideal es empezar meses antes.

Si sólo vamos a hacernos una exfoliación y una hidratación (ideal para tener la piel del cuerpo luminosa e hidratada), lo recomendable es hacerlo previamente a la depilación corporal y sobre todo, si elegimos esa opción, al bronceado artificial.






-Si vamos a recibir una sesión de bronceado artificial (esto sí aconsejo encarecidamente que lo haga un profesional, no hagáis probatinas en casa, no os vayan a quedar cercos, y mejor aún, hacer una prueba semanas antes de la boda para ver el resultado sobre vuestra piel), hacedlo después de la exfoliación y la depilación corporal, para no alterar el resultado, además así la piel estará fina y homogénea y perfecta para broncearse.

-En cuanto al cabello, que no es lo mío, sí recomiendo hacer la prueba de peinado antes de la de maquillaje para así tener claro cómo vamos a llevar el pelo y cómo va a influir en el rostro. Eso, o hacerlas el mismo día, claro.

Sobre cuándo hacerse el color y esas cosas...consultad a vuestros peluqueros de confianza.






Ahora, para no volveros locas, os hago un calendario resumen:


Meses antes de la boda: tratamientos corporales, tratamientos faciales específicos, prueba de bronceado, prueba de peluquería y prueba de maquillaje, empezar con la rutina facial constante

De dos semanas a una antes: higiene facial (limpieza de cutis)

La semana antes: exfoliación e hidratación corporal

La misma semana: depilación corporal, depilación facial, tratamiento de pies, tratamiento de manos, esmaltado en gel o uñas artificiales.

El día de antes: velo de colágeno o tratamiento de luminosidad, esmaltado de uñas (tradicional)

El día "B": si hay que retocar algún pelito de las cejas, se retoca y por fin, el maquillaje


Deciros que la mayoría de salones de estética cuentan con bonos para novias que salen más económicos que comprarlo todo suelto. Y que yo misma tengo bonos para realizar todos los servicios a domicilio, así que si necesitáis preguntarme presupuesto, hacedlo sin ningún compromiso y toda la confianza.

Más adelante, os hablaré de los cuidados que puede realizarse el novio, y es que: ¡chicos, vosotros también tenéis que estar perfectos el "día B"! y os seguiré hablando del maquillaje en eventos.


¡Espero haberos ayudado!

Cris.



5 comentarios:

  1. La verdad es que yo no sé muy bien en que consisten las uñas de gel. En qué consisten? Son con barnices especiales? Duran más tiempo?. Haz un post de ellas, porfa. Un besito. Tita

    ResponderEliminar
  2. El post está muy bien para todas las que vayan a casarse. Me imagino que les será muy útil todos los pasos a seguir. Un besito. Tita

    ResponderEliminar
  3. muchas gracias pero ?¿podria hacerme la exfoliacion e hidratacion despues de la depilacion?¿?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no es totalmente seguido, sí. Te explico. Si nada más depilarte te exfolias, probablemente tu piel se irrite y la estés castigando sobremanera. Si es días después, sin problema.
      Exfoliar antes de depilarte es ideal, sobre todo, para la gente que tiene tendencia a que se le enquiste el vello, o que tenga la piel muy seca, si no tienes ningún problema específico de piel y tu vello sale sin problema, no pasa nada porque lo hagas al revés.

      Eliminar

Queridos, si queréis comentar sin seleccionar perfil (entiendo que es un rollo), podéis comentar como anónimos y firmar dentro del comentario. Mi queridísimo señor Google no da otra opción...aunque si te haces seguidor del blog, además de estar al corriente de todas las entradas y poder comentar con firma, ¡te lo agradeceré un montón!
¡Gracias!!