jueves, 2 de mayo de 2013

Truco del almendruco IV: Maquillaje antiedad

¡Hola hola a todos!

Hoy, después del parón del 1 de mayo (¡feliz puente, madrileños!), vuelvo con un truco del almendruco, o mejor dicho, unos cuantos trucos para no sumar años con tu maquillaje e incluso, parecer más joven.

1. Fundamental, que tu base de maquillaje sea de tu tono, e incluso un tono más bajo del de tu piel (pero sólo uno, ya que debe verse igual que el resto de tu piel)
Querer parecer bronceada por medio de la base sólo conseguirá que consigas el temido efecto máscara y parezcas mayor, ya que tu piel no dará la impresión de sana y jugosa. Además de que se notará la diferencia respecto a la piel del cuello, escote y las manos. Si lo que quieres es simular el aspecto de tu piel cuando se broncea, utiliza polvos de sol, pero no en todo el rostro, sino en las zonas en las que habitualmente te da más el sol: pómulos, frente, barbilla y, si quieres, nariz, pero no de manera homogénea, sino con pequeños golpes de luz.

2. Si quieres iluminar, ilumina, pero no confundas iluminador con corrector, ya que excedernos con el iluminador en el contorno de los ojos, acabará provocando el "efecto mapache", que, además de ser horroroso, hará más evidentes los signos de la edad (patas de gallo, bolsas y ojeras). Así que utiliza un corrector un tono más claro que el maquillaje en la zona del contorno y un iluminador sólo en puntos claves (lagrimal, arco de la ceja, parte superior del pómulo...)

3. Define tus cejas. Depílalas (o mejor, que te las depilen) de manera regular pero sin excederse, que queden naturales, pero enmarquen el ojo, nada de cejas ultrafinas que sólo conseguirán que tu rostro se vea artificial, como de muñeca. Si tus cejas han perdido en cantidad de vello o en tono (porque tengan canas), maquíllalas con una sombra del tono adecuado a tu pelo y a tu piel. Pero mejor con sombra que con productos grasos y siempre pintando pelito a pelito, no en trazos largos. Verás cómo al enmarcar tus ojos tu rostro rejuvenece visiblemente.

4. Que tu colorete no sea excesivo ni duro. Mejor los que imitan el rubor natural, siempre, eso sí, adaptado a tu colorido. Pero nada de líneas demasiado marcadas que endurezcan tu rostro. Difumina el blush, que se pierda con tu piel y parezca que tienes el sonrojamiento de las pieles sanas y lozanas.

5. No utilices tonos demasiado oscuros, ni en sombras, ni en labiales. La oscuridad envejece y hunde los rasgos.

6. En los labios, además de no utilizar tonos oscuros (visualmente los labios encogen con esos tonos), no abuses ni de los tonos demasiado mates (restarán luz a tu piel) ni de los glosses (si se mueven, pueden acabar metiéndose en las pequeñas arruguitas de los músculos orbiculares de los labios (el famoso "código de barras", lo que las harán más visibles). Mejor un labial de textura normal, de tonos luminosos y mejor con algo de satinado o brillo, ya que dará volumen a los labios. Y eso sí, perfila tus labios, siempre, ya que definirá mejor su forma, pero fundamental que no sea con un color más oscuro que el pintalabios.


*Vuelvo a entrar para editar, porque me dejaba algo importante:

7. Para contrarrestar esos párpados que se van cayendo con la edad, dos opciones: subir las cejas por medio del maquillado de cejas (como os he explicado antes) y, antes de aplicar la máscara de pestañas, SIEMPRE rizarlas con un rizador. Tus pestañas se elevarán y tus ojos parecerán más grandes y abiertos.


Si tenéis alguna dudita, ya sabéis, me escribís y yo os contesto, seguro.

¡Un besito!

Cris.

2 comentarios:

  1. Hola Cris. Seguiremos tus consejos punto por punto. Yo utilizo mucho los polvos de sol. Lo que hago cuando voy más maquillada, los utilizo también en el cuello y el escote. Un besito. Tita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, muy bien hecho. Siempre mejor utilizar los polvos de sol que bajar la base de maquillaje,

      Ah, y he editado, que me había dejado una cosa importante, por que no te lo pierdas. :)

      Besos!

      Eliminar

Queridos, si queréis comentar sin seleccionar perfil (entiendo que es un rollo), podéis comentar como anónimos y firmar dentro del comentario. Mi queridísimo señor Google no da otra opción...aunque si te haces seguidor del blog, además de estar al corriente de todas las entradas y poder comentar con firma, ¡te lo agradeceré un montón!
¡Gracias!!