lunes, 1 de abril de 2013

¡Empieza la batalla contra la celulitis!

¡Hola hola a todos!

Bueno, como decidí ser realista y sabiendo que soy adicta a las torrijas, decidí comenzar mi lucha despiadada contra la celulitis, después de Semana Santa.

Hoy lunes aquí ya no es fiesta, así que volvemos a la normalidad y nos despedimos de comidas familiares, tapitas y cañitas entre procesión y procesión y esos magníficos dulces tradicionales de esta época. Así que, queridos, ya no hay excusa: ¡Empezamos!

Antes de comenzar, deciros que ya me he hecho con mi arsenal de remedios contra la celulitis, pero me temo que quizás se haga ya un poco extenso el post de hoy, así que de eso os hablaré el próximo día.

Sólo deciros, eso sí, que he comenzado con la propuesta de beberme mis dos litros de agua para luchar contra la retención de líquidos y ayudar a eliminar las toxinas acumuladas.


CELULITIS, ¿QUÉ ES Y POR QUÉ SE PRODUCE?


Bien, la celulitis se produce cuando los adipocitos de algunas zonas del cuerpo (son las células que contienen la grasa) crecen por encima de su tamaño natural y se perciben, abultados, a lo largo de la piel. (lo que se denomina piel de naranja)
        




Aunque en algunas ocasiones (pocas poquitas) podemos encontrarla en el hombre (zona de la barriga, por ejemplo, aunque no es lo normal), lo habitual es que la suframos en las mujeres, y, generalmente, en zona de glúteos y piernas. Y lo peor de todo, puede aparecer aunque seas joven y aunque estés delgada, no siempre va unida a exceso de peso.

¿Y por qué sólo nos pasa a nosotras?

Se cree que puede estar relacionado con la producción de hormonas femeninas, como la progesterona, que potencia la acumulación de grasa en según qué zonas y los estrógenos, que aumentan la retención de líquidos. Por esta razón aparece o aumenta significativamente durante la pubertad, los embarazos y la menopausia, así como en las personas que utilizan métodos anticonceptivos hormonales. (A nivel personal, os cuento que es mi caso, y que las últimas pastillas anticonceptivas que tomé me destrozaron la circulación en las piernas, ya que encima, en ese época, me pegaba mil horas de pie al día y mi celulitis, que antes apenas padecía, brotó con ganas...un rollo)


  


¿Cómo sé si tengo celulitis?

Existen tres tipos de celulitis:

  • La incipiente, que realmente es muy superficial y que puede ser combatida con más facilidad que las demás, ya que aún no se ha estancado y por lo general, el problema de mala circulación no es grave (es la que se presenta en chicas jovencitas o en personas que nunca la habían padecido, y que, por ejemplo, como repuesta a algún tratamiento hormonal, comienzan a sufrirla)

  • La blanda o flácida, que puede presentar un poco más de resistencia, pero aún no es tan complicada de eliminar.

  • La edematosa, que suele causar dolor y cierta hinchazón y la cual debe ser combatida de inmediato, ya que puede empeorar graves problemas de salud, como una circulación venosa insuficiente.



    Imagen by


En general, al tacto es fácil detectarla en cualquiera de sus fases, sólo es necesario pellizcar con los dedos la piel de zonas como los muslos. Si vemos que la piel presenta pequeñas hendiduras y además, molesta, ay chicas, tenemos celulitis....
 

Pero, ¿qué es lo que la produce?


Pues empezando por factores genéticos (lo sé, vaya gracia, contra eso poco podemos luchar), a problemas de salud (como la mala circulación, la retención de líquidos o el mal funcionamiento del sistema endocrino o del sistema excretor), o el adquirir malos hábitos tanto físicos y posturales como alimenticios y de salud.

Así que tengo que deciros que la lucha no va a depender sólo de un factor, sino que, para ser realmente letales con nuestro enemigo, debemos trabajar diversos frentes.

A grandes rasgos, os voy a dar una lista de requisitos que debemos cumplir si queremos acabar con nuestra archienemiga.

  1. Tener una alimentación equilibrada, sin exceso de grasas, ni exceso de sal, ni de azúcares refinados, ni de bebidas alcohólicas. Este tipo de alimentos son los causantes del exceso de materia grasa en el organismo y de la retención de líquido.

  2. Beber unos dos litros de agua. La retención de líquidos muchas veces se produce porque no llegamos a eliminar algunas toxinas que acaban estancando nuestro sistema linfático. Como si fuese un montón de leños que no deja correr un arrollo. Si bebemos la suficiente agua, conseguiremos “desatrancar los leños y que el agua corra con libertad”.

  3. Llevar una vida activa. El sedentarismo y la falta de ejercicio provocan esos acúmulos de grasa indeseado que nunca llegan a quemarse. 

  4. Dejar el tabaco, ya que acaba perjudicando la fortaleza y elasticidad de nuestras venas y arterias, afectando así a nuestra circulación y provocando que tengamos celulitis.

  5. No usar ropa demasiado ajustada. Por lo mismo, porque constreñirá nuestra circulación y ayudará a esas acumulaciones de grasa.

  6. Tener cuidado con nuestra medicación, ya que existen mucha medicinas que, sin pretenderlo, provocan una retención de líquidos brutal, como los corticoides, algunos antiinflamatorios o los anticonceptivos orales (leer siempre los prospectos de las medicinas si sufrimos ese problema, o consultarlo con tu médico, es fundamental)

  7. Utilizar cosméticos. Y ya sé que la gente es muy desconfiada con este tema, pero también sé que la gente, la mayoría de las veces, no los usa bien. Y es que, en primer lugar, es igual de importante el método de aplicación como la crema en sí, y además, por muchas cremas carísimas que utilicemos, si nos seguimos alimentando de bocadillos de chorizo, es probable que pierdan bastante efectividad.

  8. Si podemos permitírnoslo, es ideal recibir masajes en las zonas a tratar, que mejoren nuestro retorno venoso, la circulación linfática y la pesadez en las piernas.
    Es ideal recibir tratamientos específicos para eso, por supuesto, tanto cosmetológicos como de aparatología, pero si los ves inaccesibles, prueba con algo tan elemental como la presoterapia, que ya estará solucionando parte del problema y es bastante económica.




Con todo esto, os aseguro que tenemos unas muy buenas armas para acabar (o al menos, mejorar, el problema, que no os prometo Jauja), con la tan temida celulitis.

Así que, en sumen: DIETA SANA, EJERCICIO, MASAJE Y COSMÉTICOS

Y, para que no haya dudas, por masaje me refiero, también, al que nos podemos (y debemos, que no se trata de una hidratante sin más) hacer a nosotras mismas, al aplicar el producto (por ejemplo, con un masajeador como el de la imagen)




En la siguiente entrega, os contaré más detenidamente qué medidas he tomado para mi batalla.

De momento, sólo os digo que estoy haciendo una dieta depurativa durante el día de hoy, con mucho líquido, fruta y alimentos bajos en grasa (como el fiambre de pechuga de pavo bajo en sal para tomar entre horas) y que pienso tomar a diario una o dos infusiones de cola de caballo hasta que note que me baja la retención (de normal, por las mañanas retengo muchísimo líquido, pero estos días, aparte de por los excesos de la Semana Santa, estoy con el SPM, así que no quiero ver una báscula ¡ni en pintura!

2 comentarios:

  1. Vaya clase de celulitis que nos has dado. Te advierto que está muy bien, porque hay mucha gente que no lo sabe. La verdad es que hay que encadenar varias cosas si se quiere hacer bien el tratamiento. Muy clarito y muy bien explicado. Esperaremos la segunda parte. Un beso fuerte. Tita

    ResponderEliminar
  2. me encanta tu blog! tengo una web de ofertas: Limpia, Hidrata y Combate la celulitis con este Pack de Cosmética Natural Floral Alacris por 28,46€!

    Te dejo el link por si te interesa:
    http://www.zonaintegral.com/moda-hogar-y-belleza/deal/view/144/limpia-hidrata-y-combate-la-celulitis-con-este-pack-de-cosmetica-natural-floral-alacris

    muchas gracias,
    un saludo, silvia.

    fuente: http://www.zonaintegral.com

    ResponderEliminar

Queridos, si queréis comentar sin seleccionar perfil (entiendo que es un rollo), podéis comentar como anónimos y firmar dentro del comentario. Mi queridísimo señor Google no da otra opción...aunque si te haces seguidor del blog, además de estar al corriente de todas las entradas y poder comentar con firma, ¡te lo agradeceré un montón!
¡Gracias!!