domingo, 17 de marzo de 2013

Labios sexies, suaves y jugosos.



Hoy os enseño un truco fácil y barato para tener unos labios jugosos y rosados: Antes de maquillarlos, exfólialos pasando un cepillo de dientes húmedo por su superficie. Si aún así los notas resecos, hidrátalos con un bálsamo (tipo Carmex, que a mí me encanta) o mejor, con crema contorno de ojos (los activos humectantes e hidratantes para esa zona tan delicada, darán a tus labios una hidratación perfecta sin sensación de grasa o efecto pegajoso).




¿Una mascarilla perfecta para esa zona? cuando tengas un ratito en casa, aplícate una buena capa de miel sobre los labios y déjala todo el rato que quieras. La miel es super nutritiva. Además, siempre la puedes (o pueden) retirar ¡de un lametazo! ;-)

3 comentarios:

  1. ......y después de prepararlos, amos a pintarlos. Y aquí entras tú. Pero eso será para el próximo post. Un beso Tita

    ResponderEliminar
  2. Lo del cepillo de dientes viene muy bien para los pellejitos, y la idea de la miel es deliciosa jejeje

    ResponderEliminar
  3. Que guay Cris, no me sabía yo lo del contorno de ojos...buena idea! ;)

    ResponderEliminar

Queridos, si queréis comentar sin seleccionar perfil (entiendo que es un rollo), podéis comentar como anónimos y firmar dentro del comentario. Mi queridísimo señor Google no da otra opción...aunque si te haces seguidor del blog, además de estar al corriente de todas las entradas y poder comentar con firma, ¡te lo agradeceré un montón!
¡Gracias!!