viernes, 15 de marzo de 2013

Perfiladores: tipos, trucos y, ¿cuáles duran más?


¡Hola a todos!

Hoy, por fin, entramos en materia y os doy un consejito sobre maquillaje. 

Me pregunta una amiga por perfiladores de ojos que aguanten, pero de verdad, las horas. Permanentes, vaya.
Así que os voy a hablar de las diferentes opciones que tenemos.
 Bueno, en primer lugar, siempre duran más las texturas más duras, menos grasas, así que mejor siempre los lápices  y cuanto más duros, mejor. Eso sí, cuanto más duros, más cuesta que pigmenten sobre textura mate, Es decir, mejor utilizarlos sobre la piel aún sin matizar, porque si no, veréis que apenas pintan.

                                                   

Problema: los lápices, por lo general, no quedan tan negros, tan intensos, como las texturas más grasas. En ese caso, podemos decantarnos por los delineadores más cerosos (esos que se van gastando y tú tienes que ir sacando la punta, ¿me explico? tipo rotulador) 




 Los hay de larga duración. El problema radica en lo grasa que tengamos la piel del párpado o del calor que haga, por ejemplo, en ese caso, yo recomiendo siempre matizar el delineador con polvos o sombra de ojos en polvo del mismo tono y, por supuesto, aplicarlo siempre sobre la piel previamente matizada (por ejemplo, habiendo aplicado una base fijadora de ojos, como la que venden en Kiko o habiendo matizado la piel con polvos sueltos o compactos).


 Otra opción tremendamente duradera (yo lo utilizaba muchísimo, aunque es un poco engorrosa si no tienes mucho cuidado a la hora de aplicarlo o no eres muy ducha en la materia) y sobre todo, superintensa a la hora de querer marcar la parte interna del ojo o linea de agua (no se corre apenas), es la del khôl (polvo utilizado por las mujeres árabes),  o la del kajal (barra de khôl utilizada en La India).


                                                              Khòl árabe

                                                              
                                                              Kajal indio
                                 



 Si no las encuentras en su versión auténtica (yo lo compro en tiendas de artesanía, rollo "hippies" o tiendas marroquís), existen mil versiones de marcas comerciales en el mercado (aunque no son iguales que las auténticas, he de decir). En próximos posts, os explicaré cómo utilizarlos más extensamente, aunque lo ideal es aplicarlos con su propio aplicador duro. Es fácil mancharse con el khôl, ya que viene en polvo, así que podemos utilizarlo antes incluso de haber maquillado la piel, para limpiarlo sin cargarnos el resto del maquillaje.


Y la última opción duradera, que viene pisando fuerte: el eyeliner en gel o gel-liner.
Se trata de un botecito de eyeliner compacto que se utiliza con un pincel que viene aparte o has de comprar aparte tú. Se moja el pincelito (mejor que sea biselado y duro) en el gel y se aplica, tanto externamente, como en la linea del agua. 
Queda fenomenal, es más sencillo de aplicar que un eyeliner en rotulador o con aplicador fino y además, dura.


                  Gel liner                                                                                   Pincel biselado






Como os he hablado de diferentes perfiladores de ojos, no voy a dejar de hablaros del eyeliner, aunque lo cierto es que no se ha ganado fama de duradero. 
Existen, básicamente, dos formatos: el que es como un rotulador, con la punta un poquito más gruesa y más fácil de aplicar (no requiere un pulso fantástico) y el líquido, que viene en un botecito alargado con aplicador finito (éste sí requiere un pulso fantástico...). El acabado, si está bien hecho, es precioso, porque tiene una intensidad insuperable, el problema es ese, que requiere bastante maña para que quede bien y además, si entra en contacto con humedad (agua, sudor, lágrimas...) se corre. Así que, para la línea interna del ojo, que está siempre húmeda, no nos sirve.


                                                             Eyeliner rotulador
                                           


                                                             Eyeliner líquido 


Para haceros una idea de cómo utilizar este último o hacer un cateye (perfilado retro), os recomiendo ver mi vídeo: Cateye con Eyeliner líquido, ¡fácil!

De todas maneras, os iré colgando cómo usar cada uno de ellos, para que veáis el efecto que consiguen y el grado de dificultad que conllevan.

Para cualquier dura, ya sabéis, me dejáis un comentario.

Besitos,


Cris.

3 comentarios:

  1. muy interesnte, la verdad que uso casi todos los métodos para pintarme la linea del ojo, pero cuando llevo prisa cojo el lápiz

    ResponderEliminar
  2. Hola Cris. Creo que ya he dado con el tema. Como ya sabes quien soy, firmo con mi "alias". Lo primero, decirte que eres una profesional como la copa de un pino. Me ha encantado como explicas todo. Me gustaría que escribieras sobre barras de labios que sean duraderas de verdad y perfiladores de labios, lo mismo. Un beso muy fuerte. Tita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, "Tita".
      ¡Me apunto la sugerencia!

      Eliminar

Queridos, si queréis comentar sin seleccionar perfil (entiendo que es un rollo), podéis comentar como anónimos y firmar dentro del comentario. Mi queridísimo señor Google no da otra opción...aunque si te haces seguidor del blog, además de estar al corriente de todas las entradas y poder comentar con firma, ¡te lo agradeceré un montón!
¡Gracias!!